En su Instagram, la colaboradora ha mostrado cómo ha quedado su figura tras tener a su cuarto bebé. «Ha bajado bastante el volumen de mi tripa», admite.


Apenas han pasado 11 días desde que diera a luz a su cuarto hijo, Máximo Adriano. Pero Pilar Rubio está muy recuperada del parto. Ella misma ha revelado en su cuenta de Instagram todos los detalles del alumbramiento. Incluso ha enseñado a sus seguidores cómo está su figura tras dar la bienvenida a su nuevo bebé, fruto de su matrimonio con Sergio Ramos. 

La colaboradora de ‘El Hormiguero 3.0’ ha detallado cómo fue el «día del parto» y el «postparto» de su retoño. «Hace 11 días que di a luz. Todavía estoy en proceso de adaptación y mi cuerpo es una fiesta de hormonas, aun así he querido compartir con vosotros uno de los momentos más importantes de mi vida. Quería dar las gracias por el apoyo que recibo siempre de vosotros y en especial a @caroline_correia @noetodea @elisa.blazquez , la Dra. Petersen y Dr. Ruiz por guiarme siempre», ha explicado.

«Llevaba muchas semanas sin dormir bien»

«Me gustaría agradeceros todo el apoyo recibido durante el embarazo. Me gustaría contaros cómo fue el día del parto y cómo me encuentro ahora. Di a luz el domingo (…) El sábado anterior ya llevaba una dilatación de unos 3 centímetros», ha relatado la madrileña en un vídeo que ha grabado en el domicilio que comparte con el capitán del Real Madrid.

«Os tengo que confesar que llegué bastante baja de energía porque llevaba muchas semanas sin dormir bien debido a las molestias del embarazo típicas y a la incertidumbre de no saber qué iba a pasar realmente. Llegué allí y empecé el proceso de dilatación. Las contracciones no son nada agradable, pero fueron bastante llevaderas porque estuve haciendo ejercicios con el fitball para facilitar la apertura del canal del parto. Esos ejercicios me sirvieron de mucho», ha relatado.

El día del parto, cuando ya no aguantó más el dolor pidió a sus médicos que le pusieran la epidural. Y a partir de ahí, todo fue «de maravilla». Después, «al pasar al paritorio empecé a poner en práctica los ejercicios posturales y de respiración que había ensayado antes y que ayudan a evitar una episotomía», ha detallado. Eso sí, ha recalcado que dichos ejercicios «que son buenos para el momento de los pujos» hay que hacerlos al pie de la letra. Ella lo hizo bien y, por suerte, en cuestión de minutos vio la carita de su retoño. «No tuve episotomia. No tuvieron que cortarme: El bebé salió perfecto, todo maravilloso. y tanto el papá como yo disfrutamos mucho del momento».

«Ha bajado bastante el volumen de mi tripa»

Según ha confesado, está dando el pecho al pequeño: «Les he dado el pecho a los tres y a éste también le estoy dando el pecho«. A día de hoy, aún siente las molestias típicas del postparto. «Hay una cosa mucho más dolorosa que las contracciones: los entuertos. Son unas contracciones uterinas que hacen que el útero involucione y vuelva a su forma original a través de unas contracciones». Ella cuando más nota estos movimientos es «cuando el bebé empieza a mamar. Me suele durar unas 48 horas pero se me pone la piel de gallina de pensarlo… Y en el momento esas 48 horas cada vez que mamaba se me saltaban las lágrimas de dolor«, ha revelado.

Pilar Rubio ha recordado que es importante «cuidarse durante el embarazo y prestar atención a nuestro cuerpo y escucharlo es bueno para el bebé y es bueno para la mamá». No se trata, simplemente, de estar en forma. Es cuestión de estar en las mejores condiciones físicas. «Requiere esfuerzo y constancia», pero gracias al ejercicio que practica a diario «ha bajado bastante el volumen de mi tripa».

Pilar Rubio desea recuperar la cintura «poco a poco»

La mujer del futbolista del equipo merengue no ha dudado en enseñar cómo ha quedado su tripa tras el parto. «Todavía queda este bultito que espero que poco a poco se vaya quitando». También quiere recuperar la cintura «poco a poco» y por ello se va a tomar la cuarentena «con mucha tranquilidad».