Tras varios meses sin verse, Kiko Matamoros y su novia, Marta López, se han trasladado a casa de su hija, Laura Matamoros, para pasar un día familiar


Han sido meses complicados para todos al estar alejados de sus familias, pero con la llegada de la Fase 1 ya en toda España los reencuentros han sido lo más visto durante estos días. Este miércoles, en casa de Laura Matamoros ha llegado una visita muy especial: la de su padre Kiko Matamoros acompañado de su actual novia, Marta López. El colaborador estaba con mucha ilusión por volver a ver a su nieto Matías, fruto de la relación de la influencer con su actual pareja Benji Aparicio. La pareja formada por Kiko y Marta ha acudido a casa de Laura para pasar un día de lo más familiar.

Kiko Matamoros y su novia han visitado a Laura Matamoros

Ha sido Marta López la que nos ha desvelado este gran reencuentro. La modelo primero ha compartido un vídeo de ella disfrutando del sol de la capital madrileña donde se podía ver que estaba en un gran jardín, aunque desconocíamos que era la casa de Laura Matamoros y Benji Aparicio. Pero las dudas han quedado resueltas después cuando también ha publicado una imagen en la que aparecía Kiko Matamoros junto a su nieto, Mati, de espaldas, disfrutando del gran día primaveral que ha salido en Madrid. También hemos podido ver que la familia ha disfrutado de una limonada en el jardín de la casa de la influencer.

Al parecer, este es el primer reencuentro entre Laura y su padre Kiko. A pesar de la mala relación que tuvieron unos años anteriores, ahora han acercado posturas. Por este motivo, ahora parecen verse cada vez que pueden y así Kiko disfruta de su único nieto (de momento). Matías se ha convertido en la unión de la familia Matamoros. Y es que si en su día también estuvo muy distante de su otro hijo, Diego Matamoros. Algo que también parece haberse quedado en el olvido.

Una familia repleta de polémica a lo largo de los años

Las idas y venidas del clan Matamoros han acaparado muchos titulares y muchas horas en programas de televisión. Mientras que en el pasado no dejaban de tirarse los trastos a la cabeza, ahora todos han formado una gran piña. De hecho, cuando Diego dio positivo en coronavirus hace unas semanas, la persona que se encargaba de ir a hacerle la compra y llevársela a casa era nada más y nada menos que su hermana, Laura. Y por si eso fuera poco, todavía hay más. Y es que la ‘influencer’ no dudó en mandarle a su hermano Diego un conocido y eficaz robot de cocina conocido con el que se pueden preparar platos siguiendo los pasos que te marca la propia máquina. Su precio es de 1.199 euros, por lo que el detalle que ha tenido Laura con su hermano nos deja muy sorprendidos.