«Nunca hubo una relación sentimental, nunca me enamoré de ella. Yo quería a Eva Zaldívar», ha afirmado el presentador.


«Es el momento de hablar», bajo estas palabras Pepe Navarro ha regresado a un plató de televisión. El popular presentador se ha sentado en ‘Sábado Deluxe’ para tratar en profundidad un tema que lleva una década copando titulares. «Solo tengo cuatro hijos. Lo digo yo y es verdad. El de Ivonne Reyes no es mío», ha comenzado su entrevista. También ha hablado abiertamente por primera vez de la relación que mantuvo con la venezolana.

Según sus palabras fue una historia que duró alrededor de dos años y la ha definido como «sexual», también ha añadido que nunca hubo algo más. Ha reconocido que es «una mujer atractiva y divertida» y que cuando empezaron a mantener sus primeros encuentro él tenía ciertos problemas con la que era su mujer, Eva Zaldívar. «Yo tampoco estaba bien entonces y la carne es débil». El presentador ha insistido en que no se siente orgulloso de aquello. «No estaba bien con esa doble vida, no me gustaba. No estaba dispuesto a seguir con eso».

«Era una relación que a mí me dolía y me sentía culpable», ha explicado Pepe Navarro e incluso ha reconocido que actualmente le sigue doliendo. También ha indicado que la conocieron algunos amigos personales, pero que fueron «muy pocos». «Era una relación ocasional y duró el tiempo que duró. No es verdad que no nos escondiéramos», ha señalado.

«Nunca me enamoré»

El periodista habló por primera vez del tema ante un juez durante la batalla legal que ha mantenido por la paternidad de Álex Reyes. «Siempre he sido muy cuidador de mi intimidad y hablar de eso en un juzgado fue dolorosísimo. Le reconocí al juez que sí había tenido una relación sexual con ella, pero Ivonne no contó ni una sola verdad. Nunca hubo una relación sentimental, yo nunca me enamoré de ella. Yo quería a Eva Zaldívar, pero teníamos ciertos problemas entonces».

El presentador ha afirmado que la relación concluyó en el año 1997. Según ha contado, dos años después volvieron a encontrarse, pero según su versión no volvió a pasar nada más entre ambos. «Fue como si vuelvo a ver a una buena amiga, mi relación con ella era paterno filial». Asimismo ha subrayado que aquello supuso un profundo dolor a la que era su mujer, Eva Zaldívar. «Hemos superado absolutamente todo. Me siento culpable. Tengo unos hijos maravillosos y tengo algo de culpabilidad».

El periodista ha insistido querer probar que no es el padre del hijo de Ivonne Reyes. «Es hora de dejar las cosas claras. Me gusta hablar de lo que es y eso solo se demuestra con documentos». Ha insistido que lo que ha contado la venezolana durante todos estos años «ha sido una mentira». Ha recordado el momento en el que le dijo que estaba esperando un hijo. «Cuando ella me dice que está embarazada recuerdo que estaba sentado en el sofá y en ese instante ni pensé que era mío porque no habíamos tenido una relación. En ese momento le pregunté si quería tenerlo y también le dije si tenía dinero», ha afirmado.