Pelayo Díaz está «triste» y no lo oculta. Su ruptura matrimonial con Andy McDougall le ha dejado tocado, pero no se cierra a que puedan reconciliarse en un futuro. Vea el vídeo donde habla sobre esto sin reparos


Pelayo Díaz se ha enfrentado a las preguntas de los periodistas por primera vez desde que se conociese que ha roto su matrimonio con Andy McDougall. El influencer acudió al estreno de la película ‘La casa Gucci’ y no tuvo reparos en aclarar en qué punto personal se encuentra tras el fracaso sentimental que acaba de experimentar. Deja claro que el amor aún les une, aunque este se haya transformado hasta el punto de hacer incompatible que estén juntos como pareja. Esto no resta dolor a la difícil decisión que ambos han tomado, como así reconoce el propio Pelayo Díaz: “Estoy triste, pero es una decisión que teníamos que tomar y estoy bien”, asegura el experto en moda, que ahora tiene la difícil tarea de recomponer su vida y descubrir hacia dónde quiere llegar ahora en solitario, tras idear una vida en pareja.

Vídeo: Europa Press

Pelayo Díaz asegura que aún mantiene una buena relación con Andy McDougall y que, a pesar de que han llegado al acuerdo de separarse, el amor sigue latente. Es pronto para asegurar que ya no hay cariño entre ellos y es que siguen en contacto: “No hay por qué acabar mal las cosas, en España estamos muy acostumbrados a que cuando una relación se acaba se tienen que llevar mal y eso es lo triste. Así que nada, lo vamos a llevar lo mejor posible y cuando tengamos algo que decir os adoro y os lo haré saber”, promete el estilista, que no se cierra a que cualquier cosa pueda suceder entre él y su aún marido. Puede que den un paso más en su ruptura y formalicen su divorcio o, por el contrario, dar un paso atrás y probar suerte y darle una nueva oportunidad al amor. Vea el vídeo para conocer cómo Pelayo Díaz habla al respecto.

Las reflexiones de Pelayo Díaz sobre su matrimonio

Días después de que ambos informaran de su decisión de romper su matrimonio, Pelayo Díaz tomaba los mandos de sus redes sociales para expresar el cóctel de sentimientos y emociones que le inundan a día de hoy: “Llevo días preguntándome qué ha fallado, qué hemos hecho mal o qué cambiaría. Y aunque encuentre alguna respuesta, la realidad es la que es: que no soy perfecto”, analiza el influencer para después reconocer que “estoy orgulloso de nosotros, del amor y del respeto que nos tenemos. De cómo empezó y de cómo seguirá, porque aquí no se acaba”.

Pelayo Díaz sabe que ha vivido una historia de amor como pocas, un cuento de hadas, algo que ha sido precioso mientras ha durado, aunque ahora ha llegado a su final: “Ojalá todo el mundo pueda experimentar al menos una vez en la vida lo que es el amor, lo que es despertarse cada mañana y salir a gritar al balcón ‘soy feliz’, tan alto que duela, porque no puedes contenerlo dentro. Yo lo sé, yo eso lo he vivido y tu también”, analizaba su relación Pelayo con tristeza por estar hablando del final de la etapa más dorada de su vida sentimental, pero seguro de que está dando el paso que más les conviene a ambos.