A pesar de no poder tomarse las doce uvas rodeada de los suyos, Cristina Pedroche le ha cogido el gusto a las vistas de la Puerta del Sol de Madrid y ya está inmersa en los preparativos para dar las campanadas de Nochevieja por cuarto año consecutivo. Un puesto que, según ha confirmado en una entrevista, ya era suyo desde el pasado 15 de enero.

Desde entonces, la presentadora ha estado trabajando en una de las partes más importantes de la cita: el vestido. Si por algo destaca Cristina el 31 de diciembre es por su estilismo, que se convierte en trending topic debido a lo atrevido que suele ser. “El vestido ya está en proceso avanzado. La idea la tengo desde el 15 de enero”, ha confesado la mujer de David Muñoz, que tan solo ha dado unos pocos detalles de cómo va a ser, “va a brillar como siempre, que eso es también muy mío. Yo siempre quiero que todo brille mucho… Me gustan y me llaman la atención las cosas que brillan. Como dice la Vecina Rubia, “si es rosa y tiene purpurina, lo quiero”, pues yo más o menos igual”.

A pesar de la incógnita, todo apunta a que Cristina Pedroche seguirá la línea de los años anteriores y no dejará indiferente a nadie. En su debut, en el cambio de año de 2014 a 2015, sorprendió con un vestido muy transparente, de color negro, que dejaba a la vista su ropa interior. Si bien parecía difícil de superar, el año siguiente lo consiguió con un modelo mucho más arriesgado que tapaba lo justo y dejaba muy poco a la imaginación. El año pasado, se decantaba por un modelo de la firma Pronovias en el que muchos vieron un bañador elegante. Se trataba de una pieza con cuerpo corsé, escote corazón en terciopelo azul y decorado con estrellas de plata que, si bien le sentaba bien, hizo que muchos se preguntaron dónde se encontraba el vestido. ¿Pasará igual este año?

Llena de sorpresas

llena-de-sorpresas

Por cuarto año consecutivo Cristina Pedroche va a ser la encargada de dar la bienvenida al nuevo año en La Sexta. Si aún quedan semanas para el momento, la presentadora está ultimando los detalles.

En preparación

en-preparacion

Si bien Cristina no ha querido adelantar muchos detalles, sí que ha confesado que “el vestido ya está en proceso avanzado. La idea la tengo desde el 15 de enero”.

Brillante

brillante

“Va a brillar como siempre, que eso es también muy mío. Yo siempre quiero que todo brille mucho…», ha asegurado en una entrevista en la que ha dejado claro que su nuevo look seguirá el estilo del de años anteriores.

Las críticas

las-criticas

A pesar de ser muy aplaudida, la madrileña también tiene que afrontar las críticas de las personas a las que no les gustan sus vestidos de fin de año. Malas palabras a las que no les da tanta importancia como a las buenas.

Brillos y destellos

brillos-y-destellos

«Me gustan y me llaman la atención las cosas que brillan. Como dice la Vecina Rubia, “si es rosa y tiene purpurina, lo quiero”, pues yo más o menos igual”, ha dicho.

Runner

runner

Por si fuera poco, Pedroche es una incondicional de la San Silvestre madrileña por lo que suele correr antes de dar las campanadas.

Sorprenderá

sorprendera

A pesar de la incógnita, todo apunta a que Cristina Pedroche seguirá la línea de los años anteriores y no dejará indiferente a nadie.

Reutilizables

reutilizables

Por si fuera poco, sus looks tienen un «pro» y es que su marido, David Muñoz, no duda en reutilizarlos.