Tercer cambio en apenas unos meses. Hace ya año y medio que falleció Lucía Bosé, la madre de Miguel Bosé y la actriz Paola Dominguín, a causa del coronavirus, una enfermedad que le derivó en neumonía. La actriz italiana falleció en la localidad de Brieva, en Segovia, donde vivió durante los últimos años tras abandonar la vida pública. Lo hacía en ‘La casa azul’, una espectacular vivienda que este año la familia de la fallecida puso a la venta por casi medio millón de euros. Lo hicieron en un portal muy conocido de compra/venta por la cantidad exacta de 495.000 euros. Los meses posteriores a su venta, la familia decidió rebajarla hasta los 430.000 euros. Pero la cosa no ha quedado ahí.

Al ver que no se vendía, la familia incluso dio un paso más allá y la pusieron en alquiler. Nada más y nada menos que por 459 euros, cifra que ha puesto su nieta Alma Sofía Villalta, quien se encarga además de hablar directamente con los futuros inquilinos. Esta noticia la conocimos en abril de este año pero, ¿han logrado deshacerse de la propiedad? ¿en qué punto está la venta? ¿está alquilada la casa? ¿han rebajado el precio de la vivienda? Nos hemos puesto en contacto con la familia quienes nos han despejado todas las dudas.

Según ha podido saber SEMANA, el anuncio inmobiliario ya no está disponible en ningún portal web. Desde el portal web indican que el propietario del mismo lo dio de baja a mediados del mes de agosto, desapareciendo así cualquier rastro de la vivienda. Ni está el anuncio de venta ni el de alquiler. Puestos en contacto con Paola Dominguín, ella misma nos ha confirmado que la casa todavía no se ha vendido a pesar de haber retirado el anuncio de la inmobiliaria. No ha querido entrar en más detalles sobre el motivo que les habría llevado a tomar la decisión de quitar el anuncio aunque no se hayan deshecho de la propiedad.

Todos los detalles de la que fuera la casa de Lucía Bosé

La vivienda tiene 430 metros cuadrados y aseguran que es un lugar ideal para los amantes del campo y la naturaleza. La propiedad, de gran amplitud, se distribuye «en un amplio y luminoso salón con un fresco del reconocido artista italiano Emilio Farina, con chimenea y acceso directo al patio cubierto ( en el patio hay una fuente cuyo sonido relajante forma parte del diseño)». Distribuido en tres plantas, cuenta de 6 amplios dormitorios, 4 baños completos y un aseo de invitados. En uno de los dormitorios hay un gran vestidor y una bonita buhardilla. La cocina está equipada con todo lo necesario para entrar a vivir ya. También cuenta con una terraza de 35 metros en la parte delantera.

Esta casa fue decorada por la propia Lucía Bosé con su color fetiche, el azul. De ahí a que finalmente se le conociera como ‘La casa azul’. La actriz italiana pasó los últimos años de su vida en esta espectacular propiedad que hoy en día está a la venta. Ahí disfrutó de los últimos momentos rodeada de amigos y familiares, que acudieron a visitarla para disfrutar de esta agradable casa.