Oriana Marzoli ha confesado sus problemas con la comida y una adicción que pone en serio peligro su salud y es que acaba de salir del hospital tras varios días ingresada. Así cuenta ella su delicado problema de salud y su firme intención de ponerle remedio de manera urgente


Oriana Marzoli ha sido acusada infinidad de veces de lo bien que se lo ha pasado este 2020. Mientras el resto de los ciudadanos vivía confinado y midiendo con tiento cada contacto que mantenía con sus seres queridos y allegados, la influencer ha sido señalada como participante de constantes fiestas ilegales -sobre todo por su enemigo Rafa Mora– en las que las restricciones del coronavirus se relajaban de tal manera que, en su mayoría, brillaban por su ausencia. Sin embargo, podría decirse que el karma es sabio y el inicio de año de Oriana Marzoli no podría haber sido peor y es que ha comenzado pasando por el hospital, motivo que explica su desaparición temporal de las redes sociales, dejando a sus seguidores preocupados al no saber prácticamente nada de ella.

Tal y como ha reconocido Oriana Marzoli en su canal de MtMad, el motivo de su desaparición y su paso por el hospital ha sido culpa de sus “problemas con la comida”. Unas complicaciones que le han mantenido “seis días con gastroenteritis”, algo a lo que no estaba acostumbrada: “Solo la he tenido una vez en mi vida y no me duró tanto”, se quejaba la influencer que, como ya decía María Jesús Ruiz cuando sufrió el mismo percance en ‘Supervivientes’, “estoy perdiendo la salud por el ano”. Frases elegantes que pasarán a la historia de la televisión, porque cuesta olvidarla.

Foto: Instagram

La gastroenteritis puede estar asociado a un virus, suele ser el motivo principal por el cual el cuerpo se corta de tal manera que las visitas al cuarto de baño se multiplican. Sin embargo, en el caso de Oriana Marzoli, tal y como ella explica, se debe a su “problema con la comida” y es que asegura que tiene predilección por aquellos productos que no suelen recomendar en las dietas: “Mi problema es que me gusta comer mucho y muy mal”. Con esto se refiere a que la denominada “comida basura” suele ser siempre su primera opción a la hora de saciar su apetito, aunque sepa que esto tarde o temprano termina por pasarle factura a su organismo, como así ha sucedido. Eso sí, un aplauso sincero a su sufrido metabolismo y es que si come tan mal como dice y la comida basura forma parte de su rutina, ¿cómo es posible ser dueña de un cuerpo tan admirado? Y es que la cirugía y tratamientos estéticos no lo salvan todo.

Pero Oriana Marzoli está dispuesta a iniciar un cambio de vida, ahora que parece haber escarmentado de comer tan mal tras pasar seis días con gastroenteritis y tras su paso por el hospital: “Esto puede llegar a ser algo más grave. Soy adicta al ibuprofeno, porque sufro muchos dolores de cabeza”, confiesa la colaboradora de televisión, que asegura en su vídeo que es capaz de tomarse hasta cuatro de estas pastillas para mitigar los fuertes dolores de cabeza provocados por la tensión del día a día y que le han llevado ya hasta el hospital.

“El tema de la comida es algo súper delicado. Siempre se me ha tachado de anoréxica”, explica Oriana Marzoli, que en realidad sufre otro problema y es que come mucho y muy mal. Un problema del que acaba de ser consciente tras estar ingresada en el hospital. Ahora no tiene reparos en posicionarse como un ejemplo a seguir en lo que alimentación se refiere y es que se ha propuesto un cambio de hábitos y una nueva dieta, la cual reconoce que es una pieza fundamental para tener un cuerpo sano, además de físicamente atractivo. Es por ello que se despedirá de las grasas saturadas, los menús en cadenas de comida basura y esos pequeños placeres de la vida que ahora le están vetados por cuestiones de salud: “Lo voy a convertir en mi nuevo propósito del año”, asegura convencida de que lo cumplirá, aunque el año es largo y la tentación siempre está presente.