La ‘influencer’ ha pasado por quirófano para someterse a un nuevo aumento de pecho y enseña orgullosa el resultado de esta intervención que ha sido tan criticada por sus seguidores.


«No tengo las fuerzas suficientes para levantar los brazos», ha empezado diciendo Oriana Marzoli tras su operación de aumento de pecho. A pesar de las críticas que ha recibido en sus redes sociales al compartir con sus seguidores la noticia, la ‘influencer’ ha dado el paso de operarse por segunda vez para cambiar las prótesis que tenía hasta ahora. Pero no todo ha sido maravilloso y ella misma cuenta cómo se encuentra en su canal de ‘Mtmad’.

Ella misma ha querido contar cómo ha sido todo el proceso, aunque ha asegurado que no ha querido enseñar ciertas cosas por pudor: «Me duele un poquito, pero no sabéis el avance que llevo. Quiero enseñaros lo que ha sido el antes, el durante y el postoperatorio de la operación. No he querido meter vídeos tan fuertes porque hay cosas que tienen que quedar en la intimidad», ha desvelado.

Ha enseñado el proceso de esta segunda operación de pecho

© Mtmad.

Después de enseñar la operación, Oriana se dejaba ver en la habitación del hospital bastante dolorida: «No me puedo poner ni siquiera recta para comer. Si como mucho me duele mucho al vomitar. Me duele todo, la espalda muchísimo, porque no he estado operada por debajo por delante del músculo.Todavía tendré este dolor dos días y ya después, no me va a doler casi. Estoy deseando que llegue el tercer día, me duele muchísimo», ha empezado diciendo.

Ya desde su casa ha querido aclarar algunos detalles de la operación. Una operación que le ha obligado a tener anestesia general: «No te enteras de nada», explica Oriana. «Cuando me desperté pensaba que estaba borracha. En el hospital estuve muy bien. Los dolores han sido bastante fuertes por haberme operado por detrás del músculo. Duele cómo cede la piel. Rompieron el músculo para meter la prótesis por detrás».

«La operación ha durado cuatro horas», ha querido explicar sobre la duración de la intervención. Acto seguido ha querido lanzar un zasca a todos los que la critican, a los que llama «ignorantes». «Para tontos… de esos hay muchos», ha lanzado rotunda tras las críticas que ha recibido durante estos días. «La venda me tenía asfixiada los primeros días», ha añadido.

Ha querido aclarar el tema de los drenajes

© Mtmad.

Se ha visto en la obligación de explicar por qué ha tenido que llevar drenajes tras la operación. Muchos de sus seguidores no lo entendían y ha querido aclararlo: «TEMA DRENAJES: Os respondo por aquí porque muchísima gente me ha preguntado que por qué los llevo, os cuento… mi INTERVENCIÓN es mucho más compleja que un simple cambio de prótesis, básicamente por la ubicación de ellas, es decir, no es lo mismo cambiar una prótesis por un simple aumento ya teniendo la anterior por debajo del músculo, que tenerla por delante, sacarla, limpiar los tejidos (que es lo que supura y por eso me pusieron los drenajes) y luego abrir por debajo del músculo…no es nada sencillo y de hecho dura mucho más! Si no llevase los drenajes, el pecho se me llenaría de líquidos y tendría que asistir a una nueva intervención para sacarlos. Este es el motivo por el cual, es IMPRESCINDIBLE colocarlos», ha aclarado.

Pendiente de los resultados

«Nunca he querido unas tetas naturales, así que estoy esperando los resultados», ha lanzado. «Con el paso del tiempo se va reduciendo un poco, es como si usas una camiseta, al final se va desgastando. Pues esto es igual, no vais a notar gran cambio. Solo van a ser más gustosas», ha continuado explicando. Oriana Marzoli ha declarado, además, que ha conseguido arreglar algunos defectos que tenía en la primera operación. De hecho, una de las cosas que quería arreglar era la cicatriz de los pezones.