La cirujana afronta con optimismo la enfermedad con la que tiene que aprender a vivir y por ello ha lanzado una reflexión sobre su vida.


Carla Barbera está pasando por unas complicadas semanas después de confesar los siete años de calvario a los que se ha enfrentado después de que le diagnosticaran que padece el síndrome de Brugada, una enfermedad por la cual tiene un 3% de posibilidades cada año de morir por muerte súbita. A lo largo de los últimos días, la cirujana se ha abierto en canal a través de sus redes sociales y ha explicado cómo se siente ante la incertidumbre por la que atraviesa, así como las diferentes pruebas médicas que tiene que realizarse desde hace tiempo. A pesar de todo, la que fuera pareja de Diego Matamoros está centrada en ponerle buena cara al mal tiempo y ha lanzado una sabia reflexión con la que encara todas y cada una de las etapas de su vida.

Redes sociales

A partir de unas fotografías en las que posa en una calle de la capital española, Carla Barber ha hecho hincapié en que está centrada en disfrutar de los pequeños placeres de la vida y no dejar para mañana lo que puede hacer hoy. «Si no encuentras ‘el camino’, crea el tuyo propio. Los sueños están para cumplirse y la vida, la vida se ha hecho para vivirla intensamente«, reflexiona. Un mensaje de lo más optimista en el que grita a los cuatro vientos su deseo de ser feliz, a pesar de tener que enfrentarse, día sí y día también, a los problemas cardíacos que pueden causarle la muerte súbita. 

A pesar de que le está siendo difícil hacer frente a los últimos días, lo cierto es que la cirujana tiene una razón para sonreír. En concreto, Carla Barber ha anunciado en sus redes sociales que amplia sus clínicas de belleza y se encuentra en la búsqueda de un nuevo médico que se incorpore a su plantilla.

La que fuera concursante de ‘Supervivientes’ no ha dejado de sonreír en ningún momento y siempre suele mostrarse alegre y enérgica. Sin embargo, hace un mes reconocía que su vida no era del color de rosa y que intentaba afrontar su día a día de la mejor de las maneras. «Hace un mes me dieron la noticia de que tenía una enfermedad del corazón, es una canalopatía que da lugar a arritmias y que produce muerte súbita», explicaba y hacía hincapié en que se encontraba en shock puesto que esta enfermedad no tiene cura y tiene que aprender a vivir con ello.

El calvario que ha tenido que vivir Carla Barber en los últimos años

Un día después de hacer pública su enfermedad, Carla Barber se mostraba desbordada por todos los mensajes de cariño que había recibido y confesaba que hace siete años descubrió que algo le pasaba después de desplomarse. «Me hicieron pruebas y me diagnosticaron insuficiencia congénita de válvula aórtica y mitral de grado I-II«, relataba. Entonces tuvo que someterse a diferentes pruebas durante los últimos años para revisar su estado de salud.