Telecinco

Nuevos audios del Carlos Navarro 'El Yoyas' contra la pareja de Fayna: "¡Lo mato con mis putas manos!"

Personas del entorno de Carlos Navarro 'El Yoyas' explican que no se va a entregar y quiere seguir siendo prófugo.

Dos meses después de huir de la justicia tenemos nueva noticias sobre Carlos Navarro 'El Yoyas'. Este martes hemos conocido nuevos audios del ex de Fayna Bethencourt, en busca y captura tras darse a la fuga poco después de ser condenado a cinco años y ocho meses por un delito de maltrato continuado hacia su mujer y sus dos hijos. En ellos, el exparticipante de 'Gran Hermano' habla con su exsuegro y le dice: "Yo con tu hija he podido tener un par de errores. Yo he tenido un momento muy malo en mi vida. Tu hija no ha sabido entenderme". En otro audio en el que se parece dirigirse a su hija, deja caer que su expareja es la culpable de la ruptura: "Ha llegado con tres tíos y cuatro tíos al mismo tiempo. Yo solo contra cuatro comemierdas. Ya puede venir él (la actual pareja de Fayna) con sus putos amigos, que los voy a reventar e él y a sus amiguitos. ¡Lo rajo de arriba abajo! Tu padre ha salido de la jungla, hija mía... ¡Lo reviento! ¡Lo mato! ¡Lo mato con mis putas manos!"

Carlos Yoyas

Los mensajes son desgarradores. En ellos, Carlos Navarro 'el Yoyas' se muestra explosivo mientras habla con su hija y, a la vez, amenaza al novio de Fayna. No es la única barbaridad que suelta por la boca. Igual que justifica sus agresiones físicas a la madre de sus hijos, confiesa que consume drogas desde hace tiempo: "Yo fumo porros y me suda la polla fumar porros, claro que sí... Para aguantar a esta señora durante los 16 años que la he aguantado. Y antes los fumaba para aguantar la puta vida que llevaba. Que yo he sido un tío que se ha tenido que buscar la vida desde que tenía 12 años".

¿Qué pasa si fumo porros?", dice 'El Yoyas' en sus audios

"Sí, fumo porros, ¿y qué? ¿Qué pasa si fumo porros?", espeta 'el Yoyas' en esos audios. "¿Y qué va a decir? ¿Qua a qué me dedico? ¿Al transporte de jamones? ¿Qué va a decir tu madre?". Las palabras de Carlos y el tono que utiliza para justificar sus ataques a Fayna o sus intenciones de arremeter contra la pareja de esta resultan escalofriantes.

Telecinco / GTRES

Fayna Bethencourt, por su parte, no cesa de pedir justicia. Este mismo martes ha utilizado su perfil de Instagram para recordar que Carlos Navarro ha logrado evadirse del cerco policial durante más de 60 días. "Dos meses lleva siendo prófugo mi torturador. Sigo confiando en las fuerzas de ley y en que lo encontrarán. Mientras tanto él sigue encantado de la vida porque siente que les está ganando. Que nos está ganando a todos", dice la canaria en sus redes. "Y le recuerdo a quien corresponda que si consigue seguir escondido hasta marzo del 2027 podrá salir de su agujero con sus delitos prescritos y será libre para coger un avión hacia cualquier lugar si así le viene en gana".

Cabe recordar que el pasado 7 de diciembre, Fayna dio a conocer los brutales audios en los que se puede escuchar al Yoyas soltando su ira de manera desenfrenada: «Soy una persona legal, una persona de ley, una persona que respeta a la mujer que tiene al lado, aunque alguna vez la coja del puto cuello... Si yo cogía a tu hija un par de veces por el cuello porque se lo merecía la asquerosa. ¡Y poco la he cogido! Que es mala como tú y mentirosa».

 

La última vez que Carlos Navarro 'El Yoyas' dio señales de vida en un medio de comunicación fue cuando concedió una entrevista al diario 'El Mundo' mientras se ocultaba en un bosque, huido de la justicia. Desde su escondite admitía que no estaba bien: «Ahora no vivo, improviso, con los bolsillos vacíos. Estoy jodido». El exconcursante de 'GH' insistía en que lo está pasando muy mal al no poder ver a sus hijos: «Me encuentro emocional y económicamente en la ruina». Poco después se le vio en un bar de San Vicente de Calders, en Tarragona, pero en cuanto se dio cuenta de que lo habían reconocido salió corriendo. Tras este episodio, dio a conocer en televisión a través de las personas de su entorno que no piensa entregarse: "Prefiero ser prófugo que reo, no moriré de rodillas".

X