La periodista Nieves Herrero ha revelado que ya se ha convertido en abuela. Nieves Herrero ha dado la bienvenida a NIcolás, el bebé de su hija Blanca


La familia de Nieves Herrero está viviendo uno de los momentos más dulces de su vida. Y es que la periodista acaba de convertirse en abuela del pequeño Nicolás, un bebé fruto del amor entre su hija Blanca y su marido Elu. Su hija Blanca Moreno Herrero ha dado luz este lunes día 2 de noviembre a su primer hijo, un bebé al que han llamado Nicolás. La orgullosa abuela quiso revelar la noticia a través de sus redes sociales compartiendo una imagen del bebé anunciando el feliz momento que están viviendo.

Nieves Herrero ha querido anunciar la feliz noticia

«Nicolás ya está aquí. Es uno de los momentos más maravillosos de mi vida. Salió todo bien. Gracias a todo el personal del hospital por el apoyo recibido. Tenemos muchas ganas de poder cogerte en brazos Nicolás», ha escrito en la mencionada publicación junto a una preciosa imagen en la que aparecen las manos de la mamá y del recién nacido. Un momento único para la familia.

Una publicación que inevitablemente ha recibido muchos mensajes de cariño. Tras el aluvión de los mismos, Nieves Herrero ha querido agradecerlo públicamente: «Gracias por vuestro cariño y por todos esos abrazos que me han llegado!!!!», ha escrito hace escasas horas en su perfil de Twitter. La periodista ha confirmado a ‘Vanitatis’ que el bebé nació por cesárea, pesó tres kilos y doscientos gramos y midió casi 50 centímetros, además de revelar el momento del nacimiento: «Nació ayer a las nueve y cuarto de la noche, pero se habían ido al hospital a las cinco y media de la mañana». Tanto la madre como el bebé se encuentran perfectamente y con muchas gana de regresar a casa para comenzar la nueva vida al lado del pequeño Nicolás.

La pareja da la bienvenida a su bebé tres años después de su boda

Blanca y Elu conocieron la feliz noticia en pleno Estado de Alarma, un soplo de aire fresco y una alegría entre tanto sufrimiento por el que estaba atravesando el país por aquel entonces y que a día de hoy sigue ocurriendo. La noticia de su embarazo llegó casi tres años después de que se dieran el ‘sí, quiero’ en una boda de ensueño que tuvo lugar en la iglesia de Santa Bárbara, en Madrid, el 29 de julio de 2017. Hay que recordar que la pareja se conoció en Londres cuando ambos estaban estudiando alemán: iban a la misma clase y se sentaban juntos por culpa del orden alfabético, ya que ambos se apellidan Moreno.  Ninguno de los dos podía imaginar que años después de aquello pondrían el broche de oro a su relación dando la bienvenida a su primer hijo.

SEMANA pudo ser testigo de ese momento. «Las cosas ya no son como antes, ahora los hijos deciden cómo lo quieren y a quiénes invitan», nos dijo por aquel entonces la propia Nieves Herrero, riendo y contenta de ver cómo los amigos se volcaron con ellos. Uno de los momentos más emotivos de la boda fue cuando la hermana de la novia, Ana Moreno, dedicó unas bonitas palabras a los recién casados durante el convite: «Estoy nerviosa porque yo no sé escribir, eso es más de mi madre o de mi hermana. Pero quiero deciros estas palabras. Blanca, ¡qué suerte tienes!, has conocido a un ser maravilloso que lo mismo te hace Madrid Río (Elu es el arquitecto que diseñó un tramo de la recuperación del Manzanares), que te compone una canción. Elu, no has podido elegir mejor, mi hermana, mi mitad…».

Gtres

NIeves Herrero siempre ha estado muy unida a sus hijas

Madre e hija siempre han estado muy unidas. De hecho, poco después del feliz enlace, una Nieves Herrero, muy orgullosa, posó ante los medios junto a su hija recién casada durante un acto promocional. Aunque lo cierto es que Blanca, la mayor de las dos hermanas, siempre ha preferido estar en un segundo plano y se ha mostrado más discreta que su hermana Ana, a quien hemos visto en muchos eventos acompañando a su madre. Con el paso de los años, ambas se han convertido en dos bellezas que poco a poco van cumpliendo sus sueños y convirtiéndose en todo aquello que siempre han querido ser a base de mucho esfuerzo y trabajo.