Tamara Falcó ha preferido refugiarse en el trabajo y en sus amigos para soportar el desamor que ahora le invade. Hace tan solo unos días acudió a un photocall de Kronos Home, donde es embajadora, cumpliendo así con este compromiso profesional, a pesar de todo. También está centrada en su empresa de ropa, TFP, una firma en la que ha tratado que cada diseño tenga parte de ella, pero la cual no le reporta los beneficios esperados. La marca que fue creada en el año 2018 bajo la sociedad Gypset Living SL, donde tras varios años consecutivos ha sufrido pérdidas.

Tamara Falcó Íñigo Onieva
Gtres

Tiene prendas actualmente por casi 300 euros y otras que son más asequibles, pero no posee precios de andar por casa. Su público está dirigido a gente de alto nivel adquisitivo y esto podría provocar que no tuviera tantas ventas como creía. Según cuenta Informalia, en diciembre de 2020 solo tuvo una facturación de 640,50 euros, lo que se tradujo en un resultado neto negativo de 10.797 euros, unas cifras que se habrían seguido repitiendo en el tiempo. Ella es quien promociona su ropa, al igual que otras amigas que lucen sus diseños, pero todo apunta a que esta publicidad no habría sido suficiente.

La marquesa de Griñón no se ha pronunciado acerca de cuáles son sus planes con su firma de ropa, donde todas sus prendas tienen nombre, algunos de ellos, por cierto, relacionados con su familia. Algunas piezas de las que tenía a la venta superaban los 800 euros, aunque ella siempre ha insistido en que era todo artesanal y además hacía pocas unidades de cada cosa, lo que provocaba que se multiplicara el precio al ser prendas exclusivas. Si bien para muchos esta aventura empresarial podían relacionarla con un arranque, nada más lejos de la realidad y es que ella estudió moda en el Instituto Marangoni de Milán y un máster de Fashion merchandising en el ISEM Fashion Business School.

tamara-falco-2

Siempre ha soñado con vender en tiendas multimarcas que para ella fueran especiales, pero se desconoce si lo podrá cumplir. Afortunadamente tiene otras fuentes de ingresos como su colaboración semanal en ‘El Hormiguero’, donde, por cierto, se espera que acuda para ofrecer nuevas declaraciones sobre su ruptura con Íñigo Onieva. Tamara Falcó lo está pasando mal, pero ahora mismo está recibiendo muchísimo apoyo por parte de sus seguidores y del público en general, quien le manda toda la fuerza del mundo para superar el durísimo golpe que ha recibido durante su relación sentimental. Descubrió que el que iba a ser su marido le había sido infiel, algo que le rompió en mil pedazos, pero de lo que está intentando recuperarse cuanto antes.