La mujer del empresario audiovisual Josep María Mainat trató de acabar con su vida aprovechando que es diabético. Le administró insulina mientras dormía, lo que le provocó un coma. Sus acciones fueron grabadas por las cámaras de vigilancia


En ocasiones, la realidad supera la ficción. Josep María Mainat, de 72 años de edad, exintegrante del grupo ‘La Tinca’ y fundador de la prestigiosa productora Gestmusic se ha librado por los pelos de ser asesinado, presuntamente, por orden directa de su mujer, tal y como ahora investiga un juez. Un juzgado mantiene ahora abierta una causa contra la esposa del empresario audiovisual, investigando las pruebas que apuntarían a que podría estar planeando la muerte de su marido, tras enterarse sus planes de emprender acciones legales para solicitar el divorcio. Una ruptura matrimonial que, más allá de las consecuencias sentimentales evidentes intrínsecas en cualquier ruptura, también suponía que se quedaría fuera de una herencia multimillonaria. Y este, según cree la justicia, podría ser la principal motivación para planear supuestamente el asesinato de su marido.

Angela Dobrowolski, de 37 años, ha sido detenida por el cuerpo policial catalán de los Mossos el pasado mes de junio, acusada de estar planeando la muerte de su marido, Josep María Mainat. Así lo ha avanzado este jueves ‘La Vanguardia’ y han confirmado fuentes policiales a la agencia de noticias EFE, tras encontrar indicios suficientes para mantener una causa abierta contra ella. El plan de la esposa del empresario audiovisual era aprovechar que su marido era diabético para suministrarle insulina por la noche mientras dormía, lo que le provocó entrar en coma. Un intento desesperado por conseguir hacerse con su fortuna ante la evidencia de que Mainat había iniciado los trámites de divorcio y eso le dejaría fuera de la herencia millonaria.

Foto: Gtres

La mujer de Josep María Mainat, Angela Dobrowolski, fue detenida el pasado mes de junio y, tras pasar a disposición judicial para tomarle declaración por los hechos, ya ha sido puesta en libertad y sin fianza. Eso sí, sobre ella pesa aún un delito de tentativa de asesinato con alevosía, por los que deberá responder ante la justicia más adelante, pero mientras espera a que el juicio se celebre debe personarse en los juzgados cada semana para firmar y dar constancia de que no ha huido de su grave responsabilidad judicial.

La investigación policial ha recabado información que pudiese probar lo que consideran un hecho. Han recabado pruebas que apuntarían supuestamente a que Angela Dobrowolski diseñó un plan premeditado para acabar con la vida de su marido, aprovechando que se trataba de una persona con diabetes, suministrándole insulina contra su voluntad mientras dormía y que le provocó que entrase en coma. La pareja ya no convivía bajo el mismo techo, aunque la joven tuvo oportunidad de estar con él tras una cena familiar para llevar a cabo sus maléficas intenciones en la noche del 22 de junio, como así ha asegurado el citado medio y han confirmado fuentes policiales del cuerpo catalán.

Tal y como han demostrado en la investigación que aún sigue abierta, en la madrugada del 22 al 23 de junio, Josep María Mainat congregó a su familia en su casa. Cuando la velada terminó, el empresario audiovisual decidió marcharse a dormir a su habitación. Horas más tarde, las cámaras de vigilancia que se encontraban en el interior de la vivienda captaron cómo su mujer, Angela Dobrowolski, entraba y salía en varias ocasiones del dormitorio, aprovechando que su marido estaba dormido, supuestamente para administrarle la insulina que le provocó un coma con un cuadro de hipoglucemia. Esperó 20 minutos, tal y como se muestra en las imágenes, y tras comprobar que la disminución de la glucosa en sangre era ya evidente y que le había provocado un coma, decidió llamar a la ambulancia. Pese a sus presuntas intenciones, no logró sus pretensiones de acabar con su vida y ahora deberá responder ante la justicia por esta maniobra por la que habría heredado su fortuna, al no haberse formalizado aún su divorcio.