El mundo de la música llora la muerte de Marie Fredriksson, cantante del grupo musical Roxette, a los 61 años después de una dura y larga enfermedad. La cantante ha fallecido consecuencia de un tumor cerebral. El encargado de dar la triste noticia ha sido su representante Dimberg Jernberg.

Por su parte, el otro integrante del grupo musical, Per Gessle, ha querido compartir un mensaje donde muestra su dolor: «El tiempo pasa muy rápido. Parece que hace nada cuando Marie y yo nos sentamos en mi pequeño apartamento en Halmstad y compartimos algunos sueños. Y qué sueño fantástico tenemos que compartir. Gracias Marie, gracias por todo. Pintaste mis canciones en blanco y negro con los colores más hermosos», escribía.

A la cantante le detectaron un tumor cerebral en 2002, pero consiguió superarlo unos años más tarde, lo que le permitió retomar su carrera profesional. En 2016 volvió a recaer, lo que le obligó a centrarse en el tratamiento de la enfermedad y dejar a un lado sus compromisos.

Marie mantenía una relación con el también cantante Mike Boylos desde 1994 y tenían dos hijos, Josefin, 26 años, y Oscar, de 23.