Miguel Herrán ha explicado en sus redes sociales cómo se encuentra tras aparecer llorando en su Instagram.


«6 días han sido suficientes para destrozarme. Ya no quiero hablar. Ni comer. Me he parado en mi momento más constructivo y se ha vuelto destructivo. Estoy decepcionado conmigo. Quiero ser mejor persona», dijo Miguel Herrán hace solo unos días. El actor tras haber tenido contacto estrecho con un positivo de COVID tuvo que confinarse, un ‘encierro’ que le superó hasta tal punto que se mostró hundido en sus redes sociales. Entre lágrimas, el joven explicó que su confinamiento no estaba siendo fácil en absoluto, tanto que su ánimo se estaba minando. Más de 13 millones de seguidores estuvieron pendiente de él en su perfil de Instagram para ir conociendo poco a poco cómo se iba encontrando, siendo esta semana cuando ha dado todos los detalles acerca de cómo está. A sus 24 años y sin ninguna intención de esconder sus sentimientos, Miguel Herrán se ha sentido muy agradecido con todo el mundo.

«No me gusta dar explicaciones, pero creo que es lo mínimo que os merecéis por todo el apoyo que he recibido estos días. Lo primero de todo ¡¡GRACIAS!! Me he sentido totalmente querido estos días, por conocidos y desconocidos. En ningún momento quise generar toda la preocupación que se creó alrededor de mi anterior foto…no estuve mal por estar encerrado, estaba mal por no sentirme más positivo ante un problema tan primermundista como el de estar encerrado en una casa», comienza diciendo Miguel Herrán en su Instagram. Una reflexión con la que pretende ayudar al resto y recordarles que, a pesar de ser un rostro conocido, no todo es perfecto para él. «Ojalá todos tuviéramos una casa en la que poder estar encerrados. Muchas veces me observo y veo actitudes que no me gustan, que quisiera cambiar…y me cuesta. A veces me desvío del camino que me he querido marcar y no me gusta. ¡Pero es lo más normal del mundo! No hay que alarmarse. Me gusta compartir momentos personales con todos vosotros. Es mi forma de ‘influenciar’, es lo que considero que debo mostraros de mi vida», continúa.

Él desea cambiar ciertos aspectos de su vida, dejando claro así que lo que sucede al otro lado de la pantalla no siempre es perfecto. Aunque se dedica a su verdadera pasión y eso le permite tener un alto nivel de vida, no siempre está feliz. Ni mucho menos. «¡Que sí!, Que soy famoso, gano mucho dinero y mi vida es la puta hostia! Y me encanta mi vida. Pero no existe una fórmula de la felicidad, no por estar hoy aquí arriba todo va a ser bueno…mis momentos más felices han sido estando en la mierda más profunda, los momentos de transformación y de progresión personal vienen muchas veces después de una buena hostia. Y creo que es eso lo que debo mostrar. Que soy un humano más», ha finalizado.

Redes sociales

Un mensaje que sus followers han aplaudido y tras el que le han enviado todo su apoyo. «Eres maravilloso», «Eres muy fuerte, te queremos», o «Grande Miguel» son solo algunos de los comentarios que se pueden leer en esta publicación que tantos likes ha conseguido. ¡Ánimo Miguel!