Miguel Frigenti ha querido echar mano del baúl de los recuerdos y rescata unas fotografías de cómo era hace más de una década atrás. Además de más joven, el colaborador confiesa que también tenía kilos de más y, por supuesto, ni rastro de sus músculos de ahora


Hay una máxima inamovible y es que el tiempo pasa para todos. Eso sí, parece que los estragos del tiempo no son tan evidentes en unos y en otros, dado que sumar años, en ciertos casos, es también sinónimo de mejorar y no precisamente nos referimos al buen vino. Miguel Frigenti es buen ejemplo de ello y es que el colaborador de ‘Sálvame’ ha demostrado cómo su fisionomía ha cambiado muchísimo en los últimos 13 años. Un periodo en el que no solo ha madurado, sino en el que también ha adelgazado, como él mismo dice, 13 kilos. Una afirmación que queremos comprobar echando mano a la hemeroteca y descubriendo cómo era Miguel Frigenti antes y cómo luce ahora con 13 años y 13 kilos de diferencia.

El periodista ha sabido sacar partido a su imagen con el paso del tiempo. Ha centrado su atención en mejorar físicamente, en aumentar el tamaño de sus músculos, refinar los rasgos de sus facciones y, de paso, presumir de estilo como nunca antes se había atrevido. Así lo ha mostrado en su última publicación de Instagram, en la que ha echado mano a su baúl de los recuerdos y demostrar lo mucho que ha cambiado en esta última década con mucho esfuerzo y sacrificio. “Buscando en mi viejo ordenador me encuentro con estas reliquias fotográficas: 13 años menos, 13 kilos más. Cuando me creía un modelo de pasarela  me hacía fotos intensas con miradas de enamorado traicionado”, escribía.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Miguel Frigenti (@miguelfrigenti)

El éxito de su remodelación no solo reside en confiar en la medicina estética y los tratamientos de belleza, sino también en tener medida a la hora de cuidar su alimentación y seguir a rajatabla una rutina de ejercicios para estimular sus músculos. A sus 34 años, Miguel Frigenti ahora presume de músculos y silueta en las redes sociales sin reparar demasiado en el qué dirán. Algo que no hacía antes al tener ciertos complejos e inseguridades que le limitaban a mostrarse sin filtros al mundo y exponerse a posibles críticas.

Ahora bien, antes también sabía sacarse partido. En las fotos del pasado, el de Talavera de la Reina no dudaba en confiar en su tupé enlacado para ganar unos centímetros de altura y ajustarse a la moda imperante una década atrás. También sensualizaba sus labios con una buena dosis de brillo u ocultaba las imperfecciones de su piel bajo el maquillaje. También hay otros detalles, analizando con mimo sus fotografías del pasado, que llaman la atención de su aspecto físico y que a día de hoy ya no luce o, al menos, no es tan evidente en su paso por los platós de Mediaset.