La cantante, que celebra sus 20 años en el mundo de la música, se sienta con SEMANA para confesarnos cómo se siente tras el fallecimiento de su amigo


Ha cumplido 20 años en el mundo de la música, pero Merche (46) sigue teniendo el mismo espíritu con el que empezó. Esta gaditana, que acaba de lanzar su sencillo Soy como soy, y que además celebrará su 20 aniversario artístico con una gira, se ha sentado con SEMANA para contarnos en qué momento de su vida se encuentra y cómo está tras el fallecimiento de Álex Casademunt, su pareja durante algunos años y a quien la artista ha querido dedicarle una canción muy especial.

¿Cómo estás?
Muy feliz y contenta. Me acaban de anunciar que mi nuevo single es una de las canciones más escuchadas en España.

¿Y cuando te dan estas noticias, qué siente Merche?
Pues mucha, mucha ilusión y sobre todo mucho agradecimiento, porque son 20 años y sigo con las mismas ganas y gente de mi mano, y que todavía no se hayan aburrido de mí ya es algo que me era impensable, ¿sabes? Entonces lo que siento es muchísimo, muchísimo agradecimiento.

20 años en la música no se cumplen todos los días.
Y lo que más ilusión me hace de todo es la gira que estoy preparando. De hecho, es un 20 aniversario que vamos a recordar con todas esas canciones que me han dado tantísimas alegrías y que se las sabe todo el mundo. Va a ser una gira muy bonita, donde lo vamos a pasar muy bien recordando ese largo camino, esos 20 años.

¿Has hecho balance?
A ver si te soy sincera. Yo no soy ni de mirar al pasado ni al futuro. A mí me gusta mi vida, el presente. Pero sí que es verdad que es inevitable echar a veces la vista atrás. Y bueno, me siento una privilegiada.

La muerte de Álex fue un duro golpe para ti.
Totalmente. En el disco hay una canción que se la dedico a él, la compuse el día siguiente de enterarme de la fatídica noticia. Se llama ‘Este lunes’ y es también una de las canciones más especiales, sin lugar a duda. Lo siento conmigo, ya sé que eso es muy típico decirlo, pero es así. En mi caso es cierto, me acuerdo de Álex cada día. Ahora mismo pienso en él y me lo imagino sonriendo, esté donde esté, espero que sea feliz y esté conmigo. Ayer hablaba con su madre, con la que sigo teniendo muchísimo contacto, y con el hermano también y nos reíamos mucho recordando anécdotas.

Te noto emocionada.
Es que parece mentira, ¿eh? No nos lo creemos todavía, porque además es que sigue aquí con nosotros y con su energía y nobleza, y por supuesto sigue su talento. Date cuenta de que cuando empezamos éramos muy chicos. Yo tenía veintiséis y él tenía veintidós. Estuvimos cinco años juntos, pero hemos pasado más años de amigos que en pareja. Hemos vivido muchas cosas juntos. Por ejemplo, ahora mismo te estoy hablando de él y me estoy emocionando. Seguro que él me hubiera enviado un vídeo cantando mi canción. Estaba conmigo siempre. Éramos muy amigos, nos queríamos mucho.

Hace tiempo que no te vemos participando en televisión ¿No te apetece volver?
Hace ya unos añitos que la dejé un poquito apartada. Porque la verdad es que desde que tuve a mi niña empecé a priorizar. Yo antes no vivía. Yo me he pasado doce, trece, catorce años casi sin pisar mi casa. Y ya no quiero eso. Quiero vivir la infancia de mi hija. Lo de la tele, que me encanta, fue una cosa que me salió ahí sin pretenderlo y sin tener eso como objetivo, me lo pasé muy bien. Si ahora tuviera la oportunidad, probablemente no lo haría. De momento lo dejo ahí aparcado.

Tu hija ya es toda una princesita.
Bueno, no te imaginas lo que disfruta. Ya tiene once añitos y disfruta lo más grande de mi trabajo. Ella lo ve como muy especial, es una niña. Es muy feliz y está muy sana y para mí eso es el objetivo número uno de mi vida.