Hablamos con la discográfica que ha organizado el concierto homenaje a Álex Casademunt para saber qué hay de cierto en los cachés que pedían los artistas.


Ni la familia de Álex Casademunt ni tampoco la discográfica que trabajaba mano a mano con él se esperaba este triste final. Estaban ilusionados y querían hacer algo grande, pero no ha sido posible. No solo no se celebró, tal y como estaba previsto, el concierto homenaje el pasado 24 de septiembre en el Wizink Center, sino que además su cancelación ha generado una gran controversia. El último en acaparar todas las miradas ha sido David Bustamante, quien según María Patiño, pedía 4000 euros por adelantado para que se le incluyera en el cartel. Una información que ha puesto contra las cuerdas al cántabro hasta que la familia de Álex ha zanjado la polémica. Le defienden y mantienen que él jamás les ha decepcionado. Pero ¿qué tiene que decir la discográfica que ha organizado el evento? Desde SEMANA nos hemos puesto en contacto con Sonogrand Music y la compañía musical se ha mostrado indignada con todo lo dicho en los últimos días. «Lo que están diciendo de Bustamante es mentira», dice en exclusiva Dani Skavia a este medio.

David Bustamante
Gtres

Desde Sonogrand nos explican cómo se ha gestado cada caché con cada uno de los artistas invitados y es que nada es lo que parece. «Ninguno de ellos ha pedido caché. Al no ser benéfico se le ofreció a todos algo simbólico que variaba dependiendo de quién era y de su agenda. Muchos de ellos, por no decir todos, se negaron a recibirlo. Casi todos querían donarlo a la hija de Álex Casademunt, pero la familia tampoco ha querido. Nosotros lo hemos respetado», asegura a SEMANA. Tanto ellos como la familia de Álex tuvieron claro desde el principio que los artistas debían percibir un sueldo por su trabajo al no ser un concierto gratuito, pues están seguros de que eso hubiera querido el ya desaparecido Casademunt.«Mi hermano, después de una pandemia de dos años, hubiera querido que ganaran dinero los artistas», ha dicho Joan.

Vídeo: Europa Press

La misma versión que sostienen desde la discográfica, que eliminan cualquier culpa de lo sucedido a los casi 20 artistas que iban a cantar en su honor. No ha habido exigencias por parte de los triunfitos ni nada parecido, eso sí, al ser un evento de tales características había que cobrar una entrada al concierto. «Todos se han implicado. Es muy injusto que ellos queden como los culpables. Están dolidos», dice Skavia.

Álex Casademunt
© Sonogrand Music.

El agente de Álex Casademunt está deseando pasar página, por lo que ni siquiera quiere saber cuánto dinero ha perdido al organizar un concierto que nunca verá la luz. «No quiero echar cuentas del dinero que he perdido. Estoy fastidiado porque todo se ha tergiversado», comenta a SEMANA. Las pérdidas ascienden a más de cuatro ceros, pero les queda el consuelo de saber que intentaron hasta el final que se celebrara. Este concierto estaba pensado para ser organizado a lo grande, prueba de ello, lo que hubiera costado en el caso de que sí hubiera seguido adelante: 150.000 euros. A pesar de que su idea era retomar el homenaje en el próximo mes de marzo, fecha en la que se cumple un año de su fallecimiento, finalmente no tendrá lugar. La familia lo ha meditado y considera que hacer un concierto alternativo que, además, sea gratuito es la mejor opción para recordar a aquel joven de Vilassar de Mar que se llevó con él tantos sueños.