«Mi corazón sigue de luto», escribe la actriz desde Roma, adonde ha viajado con su amiga Susana Uribarri.


Desde que su hijo Aless perdiera la vida, el 13 de mayo de 2020, Ana Obregón se ha sumido en una profunda pena del que le está costando mucho salir. Por suerte, son muchas las personas que la quieren y que la están ayudando a superar este doloroso luto. Una de ellas es su mánager y amiga Susana Uribarri, con quien ha viajado hasta Roma.

Era una escapada que ambas tenían pendiente. Así lo ha explicado la propia actriz a través de su cuenta de Instagram. En ella ha relatado cómo la conocida representante de artistas y famosos la ha animado a hacer las maletas y volar rumbo a otra ciudad para desconectar de la rutina diaria… a poco más de dos horas de avión de Madrid. «Ella ha conseguido sacarme de casa después de 15 meses de mi retiro en los que he vivido mi duelo entre cuatro paredes sin querer (ni poder) ver el mundo sin mi hijo», detalla.

El viaje que Ana Obregón y Susana Uribarri tenían pendiente

El destino elegido ha sido la capital italiana. «Me ha cogido de la mano y me ha traído a Roma, un viaje que teníamos pendiente para cuando Aless se curara. Y aunque mi corazón sigue de luto, quiero volver a caminar por las calles, salir a comer y cenar, respirar ese aire de la Ciudad Eterna que tantos recuerdos me trae de los años en que trabajé aquí en series y películas. Ella es mi amiga desde que éramos casi unas niñas. Es mi amiga del alma. Sé que Aless te estará agradeciendo desde el cielo estos días en Roma con su mamá. Gracias @susanauribarri. Te quiero amiga», añade.

Instagram

Susana Uribarri también ha publicado imágenes del viaje a Roma con unas bonitas palabras dedicadas a la actriz, presentadora y bióloga. «Mi queridísima Ana, después de planear hace casi 2 años este viaje 🙏🏽 finalmente conseguí traerte a esta maravillosa ciudad. Como necesito verte sonreír, disfrutar juntas de momentos que seguro Aless 💫  aplaudirá ❣️. Te quiero @ana_obregon_oficial y este viaje será el primero de muchos ☀️», dice.

Por unas horas, la oscuridad del día a día se ha convertido en luz para Ana y ha podido salir de su casa, que se ha convertido en su refugio desde el fallecimiento de su hijo. La estancia en Roma ha servido para que cambie de aires y tome cierta fuerza antes de regresar a España. Este verano se ha dejado ver en Palma de Mallorca, donde veranea desde hace décadas en la casa familiar. Allí ha estado acompañada de su padre y de sus hermanos, aunque la ausencia de su madre y de su hijo ha marcado estas vacaciones tan difíciles.

Instagram

Hace unos días, Ana compartía una reflexión en la que, una vez más, ha recordado a Aless. “Al final siempre gana quien sabe amar”, comentaba en sus redes sociales. «Yo ya he he ganado porque he amado y amo a mi hijo con toda mi alma, aunque no este aquí conmigo. Así que me considero una ganadora (muy triste), pero a fin de cuentas “una ganadora. Gracias a todos por cogerme de la mano con tanto cariño y amor.
Me habéis ganado para siempre».