El rostro de Melania Trump fue un poema tras su saludo a Putin

En cuestión de una milésima de segundo, la leve sonrisa de Melania Trump se tornaba en seriedad acompañada de ojos de estupor. 

Aunque Melania Trump se esfuerza en no cambiar el rictus de su rostro y permanecer lo más fría e inexpresiva posible ante las cámaras, de vez en cuando nos regala gestos que evidencian que detrás de ese bloque de hielo que parece, hay sentimientos, algunos desconcertantes…

El último lo hemos podido ver en uno de los encuentros políticos más esperados, el de el presidente de los EEUU, Donald Trump, y el de Rusia, Vladimir Putin, que se produjo hace unos días en Helsinki.

Melania Trump ha vuelto a ser objeto de las críticas.

Ya nos ha dejado claro Melania Trump que, dependiendo de quién se trate, lo suyo no es dar la mano. Ya la hemos visto en más de una ocasión, dar un manotazo a su marido cuando éste ha intentado cogerle la mano.

Esta vez, el protocolo exigía que Melania estrechara su mano a Vladimir Putin. Así lo hizo, incluso esbozando una sonrisa algo forzada.

Un gesto extraño

Pero tras el saludo, Melania Trump tuvo un gesto que no ha pasado desapercibido en redes sociales. Nada más soltar la mano del mandatario ruso, Melania e giraba y se volvía aponer de frente a las cámaras. En ese momento, en cuestión de una milésima de segundo, su leve sonrisa se tornaba en seriedad acompañada de ojos de estupor.

Muchos usuarios de Twitter se apresuraban a mostrar el vídeo, recalcando la cara que. según han considerado, muestra terror en Melania Trump.

Como no podía ser de otra forma, la imagen se ha convertido en viral en pocas horas.

A continuación os mostramos el vídeo que uno de los twiteros publicó en su cuenta. Vean y juzguen ustedes mismos. ¿Qué está sintiendo Melania Trump tras su saludo a Vladimir Putin?