Alejado desde hace años de la esfera pública, Pocholo Martínez Bordiú fue décadas atrás uno de los personajes más salvajes del corazón. Y el aristócrata más rebelde y fiestero.


Este jueves, Pocholo Martínez Bordiú ha visitado ‘El Hormiguero 3.0’. El eterno ‘enfant terrible’ del clan Franco lleva mucho tiempo alejado de la esfera pública, pero décadas atrás ganó merecida fama por sus amoríos, su afición a las juergas y sus excesos con las drogas y el alcohol. Para las generaciones más jóvenes quizás sea casi un desconocido, pero Pocho, como le llaman los suyos, es mucho Pocho. Durante años fue protagonista de numerosos titulares del corazón por ser el ‘niño bien’ que vivía de manera salvaje, entregado a todo tipo de pasiones. Su carácter indomable, su falta de filtros al hablar, su pasión por las noches locas de Ibiza o su inseparable mochila forman parte de su ADN. Te contamos cómo es y cómo siente el aristócrata y heredero de la estirpe de Francisco Franco.

GTRES

1. Pocholo Martínez Bordiú, barón de Gotor

Su nombre completo es José María Martínez-Bordiú, Pocholo, es el XVIII barón de Gotor. El título le viene por parte paterna. Es hijo de Clotilde Bassó y Roviralta y José María Martínez-Bordiú, barón de Gotor, fallecido en el año 2006. También es sobrino de Cristóbal Martínez-Bordiú, X marqués de Villaverde, duque consorte de Franco y marido de María del Carmen Franco y Polo, la única hija del general y dictador.

2. Pocho para los amigos

En los medios de comunicación es conocido como Pocholo a secas, pero entre su círculo de amistades y su familia lo llaman Pocho desde pequeño. ¿El motivo? Cuando era pequeño caía enfermo con relativa facilidad, así que sus padres solían decir que «siempre estaba pocho». Y con ese apodo de quedó. Luego el ‘pocho’ evolucionó a ‘Pocholo’. Y hasta hoy.

«Nací enfermito porque tenía hepatitis antes de nacer. Tengo una hepatitis vírica que convivo con ella. Si necesito un trasplante me lo harán, pero de momento estoy bien», ha contado en el programa de Pablo Motos.

GTRES

3. El torero Luis Miguel Dominguín, padre de Miguel Bosé, fue su padrino

De buena cuna, Pocholo se ha codeado desde muy pequeño con la flor y nata de la sociedad española. Personalidades del ámbito de la economía, la política, la cultura y la sociedad han formado parte de su entorno habitual. Uno de ellos, su padrino de bautizo, que fue el torero Luis Miguel Dominguín. El padre de Miguel Bosé, muy amigo de la familia, le dio las aguas bautismales siendo apenas un bebé.

4. Ha trabajado como actor en ‘Miami Vice’

Pocholo ha recibido una educación de élite. Estudió en el Colegio Alameda de Osuna de Madrid y se formó en marketing y finanzas en Suiza y en Estados Unidos. De su curriculum vitae se podría destacar que es, además de famoso, economista, empresario hostelero y personaje mediático. Pero también ha sido modelo y actor. En sus años mozos, gracias a su atractivo físico y sus contactos, logró participar en dos capítulos de ‘Miami Vice‘, la exitosa serie de televisión protagonizada por Ricardo Tubbs y Don Johnson, exmarido de Melanie Griffith.

Antes de su intervención en la serie estadounidense había trabajado en el Intercontinental Bank of Miami, pero tras rodearse de estrellas supo que lo suyo no era no era «trabajar encerrado en un despacho» y abandonó su breve carrera como economista. En 1990 también tuvo un pequeño papel en ‘La grieta’, película de serie B dirigida por Juan Piquer Simón.

5. Ha estado en la cárcel por posesión de drogas

Una vez que desterró su maletín de ejecutivo, Pocholo Martínez Bordiú se metió de lleno en el mundo de la noche. Con apenas 18 años conoció a Ricardo Urgell, fundador del imperio Pachá, donde trabajó como DJ y relaciones públicas en Ibiza y Madrid. Viendo que el mundo de la noche se le daba bien, se fue una temporada a vivir a Uruguay para ponerse al frente de la discoteca Harem, en Punta del Este, lugar de veranero de la jet set del país y de todos los rincones del mundo. En aquella época ya estaba metido de lleno en el consumo de estupefacientes. Durante su estancia en el país sudamericano pasó cuatro meses en prisión en Las Rosas por posesión de drogas.

GTRES

6. Estuvo casado con Sonsoles Suárez, hija de Adolfo Suárez

En 1992, cuando aún no había explotado su faceta como personaje mediático, se casó con Sonsoles Suárez, hija del que fuera Presidente, Adolfo Suárez. Se divorciaron dos años después y tras la separación empezó a ser objetivo de la prensa del corazón. La pareja nunca tuvo descendencia, pero Pocholo ha reconocido que «ha sido y será la mujer de mi vida» y que le hubiera gustado tener hijos con ella. «Yo me enamoré locamente de Sonsoles. Nos queríamos y nos casamos, pero a veces empiezas a vivir y a amar al mismo tiempo y cuando eso pasa el tema se complica», ha reconocido.

GTRES

7. Carne de ‘realities’

En el año 2003, Pocholo entró en el reality show ‘Hotel Glam’ de Telecinco. Un reality en el que convivió con personajes como Yola Berrocal, Aramis Fuster o Estíbaliz Sanz, con quien mantuvo un breve idilio. Tras su participación en el programa, en el que quedó como segundo finalista, entró en otros espacios de la pequeña pantalla: ‘Aventura en África’, de Antena 3, series como ‘El inquilino’, ‘Crónicas Marcianas’, ‘Latrelevisión’,  ‘Planeta Finito’, ‘Pocholo Ibiza 06’ (2006) -ambientado en Ibiza-, ‘Pocholo 007’ (2007) en La Sexta o ‘La isla de los famoS.O.S’. En 2011 participó en el programa de Telecinco, ‘El Reencuentro’, para visitar a los concursantes de dicho reality. Ese mismo año trabajó en ‘La Noria’, que fue su último trabajo delante de las cámaras.

Recientemente hemos podido verlo en ‘Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition’. Pero ya no tiene apenas vínculo con la tele. Uno de sus últimos actos públicos fue en el funeral de su tía, Carmen Franco, en 2018.

GTRES

8. Un presente alejado del alcohol y los excesos

Hace cinco años confesaba en una entrevista con ‘El Mundo’ que ya ha dejado atrás su pasado de fiestas y excesos. «Ya no bebo alcohol. He dejado la fiesta», decía. «No de salir, pero sí como lo hacía antes. La edad tiene un tope». Durante su intervención en ‘El Hormiguero’ ha explicado: «Aunque soy fiesta pura, como se sabe, las fiestas hay que montarlas cuando se puede. Yo bebía lo que me echasen, pero he cortado con el alcohol». Ha dejado claro que ha abandonado sus hábitos, pero en nada ha cambiado su esencia: «Sigo siendo el mismo».

9. El escándalo de las citas sexuales en su piso de Barcelona

A finales de 2016, el Ayuntamiento de Barcelona precintó un piso propiedad de la familia Franco Las Ramblas de Barcelona. La policía precintó la vivienda después de darse a conocer que era utilizado como lugar de citas y que se ejercía la «actividad de alquiler de habitaciones a tiempo parcial para la prestación de servicios sexuales».

Un inquilino del piso era el que subarrendaba la vivienda a espaldas de los propietario para concertar  encuentros sexuales esporádicos. Pocholo, al conocer la situación, lo denunció a la Policía. «No tenía ni idea de que existía este puticlub. No tengo nada que ver. Pero me voy a enterar inmediatamente», reconocía entonces.

10. La vida errante de un hombre eternamente soltero

Hombre de corazón indomable, Pocholo ha tenido escasas relaciones duraderas en el tiempo. Así, disfruta de su eterna soltería libre de compromisos. Ahora sus dos ‘novias’ son su inseparable mochila y la caravana en la que vive a caballo entre Andorra e Ibiza.