La pareja de Kiko Matamoros comparte muchos aspectos de su vida personal, pero hasta ahora no ha hecho públicas todas las manías que tiene. ¡Y todas son sorprendentes!


Marta López suele compartir con sus seguidores todo lo que ocurre en su vida, tanto en su vida personal como en la profesional. La modelo no solo nos deja ver qué hace en casa sola o en compañía de su pareja, Kiko Matamoros, también muestra los planes que hace con amigas y todas sus sesiones de deporte. Como muchas otras ‘influencers’, Marta también se decanta por hacer un ruego de preguntas y respuestas en sus redes sociales, lo que permite que conozcamos un poco más sobre ella.

Aunque ya ha hecho muchas desde que se convirtiera en un rostro conocido, hasta ahora no había revelado uno de los datos que más sufre en su día a día: las manías. Y es que Marta López tiene varias y algunas de ellas las ha compartido ahora con sus seguidores más fieles. Y nos ha dejado atónitos.

La modelo ha compartido algunas de las que tiene en una lista. «Una vez me preguntaron si tenía manías y puse que no, pero me puse a pensar y digo, cuando me lo vuelvan a preguntar, lo digo», empieza diciendo. Y ese momento ha llegado. Marta López tiene bastantes manías y las ha enumerado. «No puedo comprarme un paquete de chicles sin comérmelos todos seguidos (casi nunca). Nunca duermo destapada, ni en verano. Me toco mucho el pelo (creo que lo veis). Me muerdo el labio a veces (por dentro) desde pequeña. No puedo estarme quieta, no me gusta estar sin hacer nada. Odio la impuntualidad (mis amigas lo saben y lo sufren) y me enfado (microenfado) si llega tarde todo Dios. Odio la tele a un volumen excesivamente bajo. No puedo tener los pies secos ni las manos secas», dice, aunque dejando la puerta abierta a que puede tener más.

Marta López ha enumerado todas las manías que tiene

© Redes sociales.

Con esta confesión, Marta López da un paso más en su actividad en las redes sociales. Y es que hasta ahora había sido bastante lineal en qué tipo de publicaciones comparte en su perfil, pero el hecho de revelar sus manías ahora hace que sus seguidores la puedan conocer un poquito más.

La modelo es muy activa en Instagram. De hecho, esto le ha permitido ser ya una de las ‘influencers’ más seguidas. Cuenta ya con más 250.000 seguidores, lo que no solo le permite recibir numerosos mensajes de apoyo, también recibir muchas críticas por parte de unos ‘haters’ que se han convertido en los más duros de esta conocida red social.

Aunque normalmente pasa de las críticas, por lo menos de puertas para fuera, ha habido algunas veces que ha estallado y ha hecho pública su indignación. Esto le llevaba hace unos meses a tomar una determinación. Marta López se ha cansado de recibir insultos y malos comentarios a través de sus redes sociales, así como de aquellos seguidores que salen en su defensa.

Las críticas le han llevado a tomar una determinación

© Redes sociales.

La influencer no quiere que cuenta de Instagram sea un patio de colegio y por ello ha tomado la decisión de acabar con todo esto. «Chiquis, por desgracia no puedo estar pendiente 24/7 de los comentarios pero últimamente veo cosas que no me gustan nada. A partir de ahora voy a bloquear a todas las personas que me insulten o me falten al respeto, y a todas las que lo hagan defendiéndome, porque con los insultos no se va a ningún lado y me crean una situación incómoda», escribía.