Marta López ha mandado ánimos a su pareja, Kiko Matamoros, después de que el colaborador confesara que es adicto a la cocaína.


«Soy cocainómano desde los 15 años. No he tenido un problema grave con esa adicción porque depende de muchas circunstancias, no he dejado de consumir porque al final lo eres para toda la vida». Estas palabras de Kiko Matamoros en ‘Sábado Deluxe‘ revelaron el problema al que se enfrenta desde hace décadas. Aunque el colaborador quiso matizar que desde que está con Marta López su adicción ha descendido mucho, sí que reconoce que de vez en cuando lo hace. Un comportamiento que la modelo no aprueba, pero cuya sinceridad ha querido aplaudir públicamente. No suele entrar en polémicas, pero la maniquí ha hecho una excepción con el fin de que su pareja sepa que está ahí pase lo que pase. «Eres auténtico, valiente, único y con dos huevos bien puestos. Estoy orgullosa de ti. Te quiero, mi amor», ha escrito la granadina en sus stories.

Marta López
Redes sociales

Eso sí, no ha entrado a valorar su confesión ni ha dicho qué supone para ella este hábito de vida que ella no comparte. Kiko Matamoros quiso dejar claro este fin de semana que ella apostaba por una vida sana y que en más de una ocasión Marta se había enfadado con él al descubrir que él seguía consumiendo puntualmente. «Ella es anti todo esto. En alguna ocasión he consumido, pero no he compartido con lo cual me he visto en una situación un tanto ridícula porque si quieres estar con tu pareja tenéis que estar los dos en la misma onda. De vez en cuando vienen amigos a casa, ella mira para otro lado y se cabrea. Esa es la vida», ha señalado Kiko.

Marta además de una dieta saludable, procura ir al gimnasio varias veces en semana y huye de cualquier hábito que no sea bueno para ella. Por ello, no se plantea llevar a cabo esta vida, una actitud que para Kiko Matamoros ha sido positiva, ya que le aleja de lo que para él terminan siendo tentaciones. Tanto es así que sus hijos están felices de que Marta esté a su lado y es que Kiko ha experimentado algunos cambios en su vida desde que él y la modelo tienen una relación sentimental. «Mis hijos no lo saben, lo intuyen. En cierta medida estaban preocupados, ahora no. Están encantados con Marta. Ella ha ayudado a algunos de mis hijos, ha intentado conciliar y que nos arregláramos», ha añadido Kiko.

© Redes sociales.

Esta bajada a los infiernos ha sido muy difícil para él, como también lo ha debido ser reconocer ante millones de espectadores el problema al que se enfrenta. Para él, según su versión, la cocaína es una forma de evadirse de ciertos escenarios, una sustancia que ha consumido en muchas etapas de su vida. En especial, cuando mantenía una relación sentimental con Makoke, madre de su hija Anita Matamoros. Ha sido esta última quien también se ha pronunciado sobre las impactantes declaraciones de su padre. Hastiada de ciertos comentarios y dejando claro que su estilo no es el de entrar en polémicas, la influencer ha pedido a sus seguidores que quien la siga por morbo se marque un unfollow.