Marta López se ha confesado en sus redes sociales acerca de cómo está afrontando con toda sinceridad el largo ingreso de su pareja, Kiko Matamoros.


Marta López lleva algunos días decaída. A pesar de que parecía que Kiko Matamoros iba a abandonar el hospital en el que permanece después de una pancreatitis y una infección que, en un principio, era de origen desconocido, su alta se está haciendo esperar y eso estaba haciendo mella en ambos. Este mismo jueves, su hijo, Diego Matamoros, ha sido preguntado acerca cómo se encuentra su progenitor. Después de confesar que el colaborador de televisión «estaba un poco malo», no ha dado un parte demasiado esperanzador frente a los micrófonos de Europa Press. Horas después su pareja, Marta López, ha hecho una publicación en sus redes sociales en la que se ha abierto en canal tras unos días muy difíciles.

En un post que ha acompañado de dos fotografías en las que posa en la habitación del hospital en la que duerme Kiko Matamoros, la modelo ha intentado que sus seguidores comprendan el momento al que está haciendo frente. «Ya estáis viendo que no está siendo mi mejor verano, aunque sí el más emocional. Que no emocionante, todo sea dicho.
Debería estar disfrutando con mis amigas, como muchos me decís intentando que me venga abajo, pero ¿Sabéis qué? Que no hay plan mejor que estar al lado de la persona que quieres. Estoy orgullosa de poder animarlo cuando se viene abajo, y orgullosa de mi fuerza frente a todas las pequeñas tempestades a las que nos enfrentamos. Esta foto me la dedico a mi y a ti. Porque saldremos más fuertes de esto, y estoy segura de que todo va a mejorar. Vas a valorar más el simplemente estar. Sentirse querido, querer, y tener salud, que al final, cuando dicen que es lo más importante, es porque es verdad» comienza diciendo en el que es su alegato más sincero.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Ya estáis viendo que no está siendo mi mejor verano, aunque sí el más emocional. Que no emocionante, todo sea dicho. Debería estar disfrutando, con mis amigas, como muchos me decís intentando que me venga abajo, pero ¿Sabéis qué? Que no hay plan mejor que estar al lado de la persona que quieres. Estoy orgullosa de poder animarlo cuando se viene abajo, y orgullosa de mi fuerza frente a todas las pequeñas tempestades a las que nos enfrentamos. Esta foto me la dedico a mí y a tí. Porque saldremos más fuertes de esto, y estoy segura de que todo va a mejorar. Vas a valorar más el simplemente estar. Sentirse querido, querer, y tener salud, que al final, cuando dicen que es lo más importante, es porque es verdad. Lo demás da igual. La salud y el amor son los dos pilares fundamentales por los que se debería regir la vida. Y seguro que esos pilares se construirán desde el principio. Y ojalá todo vuelva a su cauce. Tienes un corazón enorme. Ojalá muchos lo viesen y muchos que lo ven lo valorasen. Hay cosas peores, lo sé, pero soy humana, por lo que enfrentarme a cosas así, nuevas y desconocidas a veces pasa factura, aunque me siento afortunada de poder estar. Simplemente de poder estar. Mi madre dice que las personas buenas al final triunfan, y que al final la vida recompensa a quien actúa con el corazón. Me sentía con la necesidad de compartir esto porque creo que a veces nos falta empatía y nos sobra intolerancia. Y sobre todo, conocimiento sobre lo que opinamos. Sólo pido respeto. El que creo que yo tengo 🙏🏽✨ pasad un buen verano y sed felices. 💖 Y como dice Sabina: “Aprendiendo a vivir en este siglo feroz Aprendiendo a seguir contra viento y marea siendo yo”.

Una publicación compartida de MARTA LÓPEZ ÁLAMO (@martalopezalamo) el

Marta es consciente después de los problemas de salud que ha tenido Kiko Matamoros que lo más importante de todo es estar sano. Tiene claro que es el eje de todo y es que los dos están más que deseosos de abandonar el hospital en el que permanecen desde hace semanas. «Lo demás da igual. La salud y el amor son los dos pilares fundamentales por los que se debería regir la vida. Y seguro que esos pilares se construirán desde el principio. Y ojalá todo vuelva a su cauce. Tienes un corazón enorme. Ojalá muchos lo viesen y muchos que lo ven lo valorasen», continúa la joven en su Instagram.

«Hay cosas peores, lo sé, pero soy humana, por lo que enfrentarme a cosas así, nuevas y desconocidas a veces pasa factura, aunque me siento afortunada de poder estar. Simplemente de poder estar. Mi madre dice que las personas buenas al final triunfan, y que al final la vida recompensa a quien actúa con el corazón. Me sentía con la necesidad de compartir esto porque creo que a veces nos falta empatía y nos sobra intolerancia. Y sobre todo, conocimiento sobre lo que opinamos. Sólo pido respeto. El que creo que yo tengo, pasad un buen verano y sed felices. Y como dice Sabina: Aprendiendo a vivir
en este siglo feroz. Aprendiendo a seguir contra viento y marea siendo yo», ha finalizado la joven en sus redes sociales.

Sus palabras llegan días después de tener que haber hecho frente a ciertas críticas por parte de sus seguidores. Tras algunas palabras de ella en las que parecía quejarse y estar cansada de varios días en el hospital, sus followers cargaron contra ella. Sin embargo, ella apuntó que no estaba siendo fácil para ninguno de los dos.

El parte médico de Diego Matamoros

La salud de Kiko Matamoros sigue preocupando, y mucho, a sus seres queridos, aunque su vida no corre peligro en estos momentos. Después de más de dos semanas ingresado en el hospital, el colaborador de ‘Sálvame’ está desesperado no solo por recobrar la salud, sino también su rutina y las riendas de su vida. Algo para lo que todavía debe esperar, tal y como ha confesado Diego al ser preguntado sobre el estado en el que se encuentra actualmente su padre. Operado de la vesícula, las complicaciones de la intervención le han provocado una pancreatitis de la que aún trata de reponerse. Algo que pensaba que sería mucho más rápido y sin dolencias, pero todo hace indicar que el alta médica aún tendrá que esperar al menos durante unos días más.

Diego Matamoros no han sido muy esperanzador a la hora de hablar sobre la posibilidad de que su padre, Kiko Matamoros, salga del hospital en breve. El joven asegura que su padre “hoy está un poquillo malo”, una manera sutil de asegurar que lo está pasando mal en su paso por el hospital, donde siguen de cerca su evolución a la espera de buenas noticias. Además de hablar sobre la situación de su padre, Diego Matamoros también ha querido valorar cómo es su relación actual con Marta López, la pareja de su padre, quien parece no haber hecho buenas migas con su hermana, Anita Matamoros.