Este fin de semana, Marisa Martín Blázquez ha revelado la enfermedad que padece desde hace más de dos décadas: la miastenia gravis


Marisa Martín Blázquez, en un acto de valentía, desveló este fin de semana la grave enfermedad por la que lleva atravesando desde hace más de dos décadas: la miastenia gravis. La colaboradora de televisión ha decidido dar visibilidad a esta enfermedad y ayudar a todas esas personas que la sufren en silencio desde casa. Un problema de salud por el que ha sufrido muchas críticas a través de las redes sociales, juzgando su aspecto físico y achacando a retoques estéticos la asimetría de su rostro. Aún así, Marisa reveló que no buscaba dar pena ni lástima tras su duro testimonio, sino contar su realidad y ayudar a los demás. Pero, ¿cuál es la enfermedad por la que lleva sufriendo desde los 23 años la periodista?

Marisa Martín Blázquez padece una enfermedad que causa debilitamiento en los músculos

La periodista padece de un trastorno que puede hacer que los músculos se debiliten y se cansen fácilmente. Esto ocurre en los músculos voluntarios, es decir, en aquellos que nosotros podemos controlar. En la zona que más afecta (y donde le afecta a Marisa Martín Blázquez) es a los músculos que controlan el movimiento de los ojos y los párpados. Esto puede causar la caída del párpado o la visión doble. También afecta a los músculos que se usan para masticar, tragar y hablar. Puede afectar a los músculos que se usan para respirar. Marisa Martín Blázquez ha querido explicar a SEMANA, sin terminologías médicas, qué es la enfermedad para para que todos podamos entender de qué se trata: «Es una enfermedad neuromuscular. De los nervios pasamos todo el rato un líquido, una información, para que la musculatura esté activa. Yo ese líquido lo pierdo por el camino. Entonces para compensar, me tienen que dar una medicación muy alta para que llegue lo más o menos necesario de esa información a los músculos«, relata a este medio.

Marisa Martín Blázquez
GTRES

Síntomas y tratamiento en la lucha de la enfermedad

Los primeros síntomas de la miastenia gravis suelen presentarse en los ojos. El primer indicio más común es la ptosis (párpados caídos), que puede afectar a uno o ambos ojos. Otros síntomas serían el cansancio a lo largo del día, visión doble, debilidad en los brazos o las piernas o dificultad para respirar, hablar, masticar o tragar. «Cuando piensas en los músculos, piensas en los brazos o las piernas, pero también hay músculos en la garganta, en la lengua..«, cuenta dándole la importancia que todos estos tienen en nuestro día a día: «Te puedes llegar a ahogar», revela.

Existen diferentes tratamientos que ayudan a mejorar la debilidad muscular. Los medicamentos ayudan a mejorar los mensajes de los nervios a los músculos y fortalecer los músculos. La fisioterapia y desarrollar nuevas destrezas para afrontar la enfermedad pueden ayudarlo a mejorar la calidad de vida. «Yo tomo medicación cuatro veces al día en distintas tomas», revela.