La modelo quiere cumplir su sueño de ser madre y por este motivo ya se ha puesto en las manos de una clínica especializada


Hace unas semanas, Marisa Jara concedió una entrevista a SEMANA donde habló de su deseo de ser madre. La modelo sevilla tuvo que ser operada de urgencia en octubre de 2018 para extirparle un tumor, que se llevó parte del colon y del intestino. Este tumor se lo detectaron mientras le estaban haciendo unas pruebas para quedarse embarazada.

A pesar de este momento tan complicado, ella siempre se ha mostrado optimista e incluso ha presumido orgullosa de su cicatriz. Durante estos dos años, Marisa siempre ha hablado de su sueño: el de ser madre. «No me gustaría morirme sin haber sido madre. Y lo deseo tanto, que a veces me da miedo que no me pase…», contaba hace unos meses. Y ahora ya ha dado el paso definitivo para cumplirlo le cueste lo que le cueste.