Tras-tras dos semanas malamente de concurso, ya se pueden apreciar diferentes bandos entre nuestros famosos.

Por un lado se ven las personalidades incendiarias que pretenden aportar chispa al reality, tanta que terminan por quemar al resto de los participantes y achicharran por momentos a la audiencia.

Por otro lado están los concursantes tibios, los que ni entran ni salen, los que no se mojan ante las situaciones que presencian, bajo la falsa actitud del elegante saber estar, que ni es elegante ni es na.
Por fin las Azúcar Moreno han asomado la patita; aunque era de esperar viendo las continuas provocaciones de Carlos Lozano, que no pierde ocasión en cada conexión en directo, para encender la llama de la discordia. Y aún considerándole una barracuda hambrienta de “focos hacia su persona”, me encantó su dramática imitación de las folclóricas y no me quedó más remedio que darle la razón.

En la gala del pasado jueves, Carlos, en su intento incansable por pescar una polémica, arrojó el anzuelo a una Isabel Pantoja desprevenida, que cayó  torpemente en sus redes y sin la defensa de sus amigas Toñi y Encarna, lo cual originó una nuevo conflicto en el grupo de los señores. La tonadillera, acostumbrada a que sus acólitos le saquen las castañas del fuego cuando se siente atacada, echó en cara a las hermanas que se mojaran por ella, lo que provocó que Toñi le hiciera un traje de luces utilizando palabras como “altiva”, “estúpida” o “diva”. Sin embargo, momentos mas tarde, era ella la que recibía los cañonazos de Carlos que no dudaba en tacharla de vaga.
Cuando Isabel escuchó semejantes calificativos, en mi opinión acertados, se mostró dolida y decepcionada hasta el punto de plantearse abandonar el concurso. Sin embargo cuando el público la premió con una cama por ser la mejor concursante (espera, que me entra la tos) decidió quedarse.

Ella que se ha fijado en los “ojos bandidos” de Colate, quería compartir su lecho con el ex de Paulina Rubio, pero de momento tendrá que esperar unos días y conformarse con su colchón de vis-Colate-x.

Yo esperaba que Chelo después de ganar la prueba de apnea proclamándose líder de su equipo, reclamara su lugar en el concurso como corresponde, pero lejos de eso ha seguido manteniendo su actitud servil con la Pantoja, que sierva que ve, sierva que se le antoja, llegando incluso a ponerle las sandalias como si esta estuviera impedida.

Durante la emisión de Tierra de Nadie pudimos ver como en la playa de los Señores, aún puede subir la temperatura y hacer estallar la paciencia de las andaluzas, hasta el punto de querer abandonar la aventura. Azúcar Moreno e Isabel lazaron un órdago tras un nuevo encontronazo con Lozano, durante el cual pudimos oírle decir frases como “Vete a una residencia, te crees que eres la más grande y para la más grande, Rocío Jurado, ole!”. Ante semejante situación la organización decidió separar a las chicas de Carlos, y trasladaron a éste al palafito. Tras esto , y a pesar de haber amenazado con dejar el concurso las tres decidieron permanecer en él, y tuvieron que presenciar como su enemigo era salvado por la audiencia de la lista de nominados. Con lo cual, tendrán que asumir que Carlos cuenta con el apoyo del público, a pesar de la violenta y despectiva forma que tiene de expresarse (actitud que no justifico en absoluto). Y es que si analizamos la situación el “presentador con pinganillo” tiene razón, son tres vagas que se pasan el día observando cómo trabajan los demás.
Violeta, que no pasa por su mejor momento físico a pesar de haber ganado la prueba de líder, no encuentra la manera resolver sus dudas sentimentales. La tronista de MYHYV se debate entre continuar con la débil relación que mantiene con su novio Julen o dejarse llevar por la nueva ilusión que supone el buenorro de Fabio. Lo que daría por pasar con una avioneta sobre los cayos Cochinos con un mensaje que diga: ¡Pasa de Julen y su pepino, y agárrate al argentino!

Sé que es muy pronto para tener un superviviente favorito, pero hoy quiero confesarme: tengo debilidad por Loly. Crónicas Marcianas nos dio grandes personajes y aunque la mayoría de ellos ya no valen ni como cebo, creo firmemente que debemos declarar a la rubia como diva en peligro de extinción. Cada vez que esta mujer aparece en pantalla lejos de cansarnos como nos ocurre con otros, nos deja con ganas de más. Por lo tanto, sea quien sea el expulsado de esta noche, espero que sea Loly la vencedora que permanezca en el palafito.

Esta semana mi dardo va dirigido a Mónica Hoyos, quien deseo que abandone la isla cuanto antes. Su vida no nos interesa, sobreactúa cada vez que ve una cámara, sus expresiones huelen a añejo, le falta carisma y hasta me irrita su tono de voz. Hagamos diana, y saquémosla de Supervivientes 2019.


Los dardos de Nagore: Primeras nominaciones, primeras decepciones
Supervivientes 2019 ha comenzado y como no podía ser de otra manera, tengo los dardos preparados para hacer diana.