Hablamos con una persona muy cercana a María Teresa Campos, quien nos confiesa cómo se ha tomado la presentadora la última polémica de su familia.


María Teresa Campos y Mediaset dieron por finalizado su contrato en marzo de 2019, sin embargo, la cadena ha vuelto a confiar en su talento para que presente ‘La Campos móvil’. Será muy pronto cuando la malagueña se cuele en millones de hogares mientras entrevista a diferentes personalidades, no obstante, ella está preocupada. En vez de estar pletórica ante su regreso, su entorno nos explica que está disgustada y que no quiere que todas las informaciones que sobrevuelan sobre su familia eclipsen su vuelta. «Llevaba mucho tiempo esperando esto y ahora le duele que todo lo que dice su familia pueda ensuciar su gran momento«, asegura alguien que la conoce muy bien a esta revista. Y es que en los últimos días el distanciamiento entre Carmen Borrego y Alejandra Rubio ha copado horas de televisión hasta tal punto que la joven ha descubierto que no se habla con su tía. Declaraciones que, por cierto, cayeron como un jarro de agua fría en María Teresa, quien cansada de todo ello ha dado un puñetazo sobre la mesa.

Montaje SEMANA

«Le ha dado un toque a sus hijas y a su nieta. Les ha pedido que no aviven todo esto porque esto puede salpicarla. Quiere volver en paz y sin polémicas», asegura la misma fuente a SEMANA. Tras varios meses de esfuerzo en su canal de Youtube y tratando de capear como puede cada uno de los frentes que llegan a su vida, María Teresa no quiere que se enturbie su estreno en televisión. ‘Informalia’ ya publicó también hace una semana que les había dado un toque de atención a las tres por las discusiones y los reproches que habían protagonizado en televisión.

La comunicadora está emocionada, quiere conseguir buenos datos de audiencia y para ella sería una desilusión que, en vez de que los medios se centraran en el contenido de su programa, le dieran más importancia a las batallas familiares que tiene a su alrededor. Por ello, les ha pedido que guarden silencio y que corten de raíz este asunto, prueba de ello, que Alejandra dijera esta semana que no quiere dar pie a nada más, un drástico cambio de actitud que resulta sorprendente. Aunque tengan cosas que decir, pondrán todo de su parte por cumplir la promesa a la periodista y no hablaran públicamente sobre sus problemas familiares.

Gtres

Fue hace tan solo unos días cuando Alejandra Rubio desveló en ‘Viva la vida’ en qué punto está con su tía Carmen «Mi relación con ella es que no hay relación y me sorprende que ella se sorprenda», palabras que provocaron que Borrego dijera a través de un mensaje a Kiko Matamoros: «Estoy flipando en colores«. En ese instante, se desató la revolución en redes sociales, aunque ninguna de las dos protagonistas imaginaba el tsunami que estaba por llegar a sus vidas. Además de María Teresa quien no está de acuerdo con que se hayan aireado estos problemas es Terelu Campos, que, a pesar de haberse intentado desmarcar de todo ello, ha terminado confesando que para ella esta guerra es dolorosa. «No me quiero meter, sé que en alguna ocasión Alejandra me había manifestado algo que había ocurrido o cómo se había sentido pero tan radical como lo hizo no», dijo Terelu.

Gtres

María Teresa Campos no quiere oír apenas hablar de sus últimos desencuentros en televisión. Ni sobre Isabel Gemio ni sobre la bronca que tuvo con Jorge Javier Vázquez, ya que ella está centrada en una nueva etapa a nivel profesional. No está dispuesta a renunciar a este sueño ya hecho realidad y tratará de apaciguar las aguas lo que sea necesario durante la emisión de ‘La Campos Móvil’. En un camión transparente y teniendo claro que «quedarse quieta no es una opción», la presentadora hará mucho ruido con su estreno, eso sí, procurará alejarse de las polémicas.

Esta oferta de televisión no hará que renuncie a su canal de Youtube ‘Enredados’, donde continúa activa y publicando diferentes entrevistas cada semana. Desde artistas como Lérica, compañeros de profesión como Kiko Matamoros o incluso a sus propias hijas.