Mediaset está de enhorabuena. Cumple 30 años, un aniversario muy especial por el que la cadena va a recibir muchas visitas de presentadores icónicos a lo largo de estas tres décadas. Entre ellas, María Teresa Campos, quien tenía una cita este martes con ‘El programa de Ana Rosa’. Un encuentro que ha mantenido pendientes a millones de espectadores durante una entrevista que ha dejado multitud de titulares. Muy sonriente, pero sin poder evitar la emoción, la malagueña ha sido la gran invitada de la sección del club social y ha aprovechado para echar la vista atrás y recordar sus inicios. No obstante, también ha habido tiempo para relatar cómo tiene su corazón tras su ruptura con Bigote y de, además, mandarle una pullita públicamente.

María Teresa Campos

«Veo la vida un poco rara. Todavía me pregunto qué me ha pasado, por qué tan mal…», ha comenzado diciendo sobre el momento sentimental en el que se encuentra. Sin embargo, el momento más revelador ha llegado cuando Ana Rosa le ha preguntado la razón por la que no viaja al que es, sin ningún género de dudas, su refugio. En ese instante, María Teresa ha dado su opinión de forma velada sobre qué le parece el hecho de que el cómico esté tan unido de repente a la Costa del Sol. «Me duele Málaga porque de Málaga soy yo. A veces el corazón me duele. Si estoy en Málaga me gusta que se trate bien a la gente de allí», ha dicho mirando a cámara.

Bigote Arrocet

De este modo, la presentadora deja claro que no se siente cómoda sabiendo que Bigote Arrocet posee proyectos en Málaga, tal y como reveló SEMANA. El pintor tiene la plena intención de que salga adelante una exposición conjunta con Manuel Rincón y quién sabe de si vivir allí en el caso de que tuviera que afincarse en la ciudad.