María Teresa Campos y Bigote Arrocet redecoran su vida: ‘cazados’ comprando en Ikea

María Teresa Campos y Bigote Arrocet se acercaron este lunes al Ikea para inspirarse en decoración para su hogar. Compraron muebles, te decimos qué se llevaron y cómo actuaba la pareja cuando creía que nadie les veía

Lunes. 14:00 horas. Centro Comercial Ikea de San Sebastián de los Reyes (Madrid). Día lluvioso en la capital. La presentadora María Teresa Campos y el cómico Edmundo Arrocet llegan dispuestos a redecorar su vida. La pareja va directa al departamento de armarios, donde se elige la distribución en función de qué quieres y cómo lo quieres. La madre de Terelu Campos elige los muebles que la acompañarán en los próximos años. Este mobiliario tiene la particularidad de que tiene un precio acorde a todos los bolsillos.

La presentadora llega con una gabardina de color naranja y amarilla. La pareja se muestra feliz y contenta, con muestras de cariño, demostrando en la intimidad que los rumores de crisis que suelen publicarse no son ciertos.

María Teresa Campos y Bigote hablan distendidamente con el empleado de la empresa sueca. Charlan tranquilamente y llegan a un acuerdo sobre el armario que han elegido. Se desconoce si el armario es para la habitación de Edmundo o de María Teresa. La pareja duerme en habitaciones separadas, como la propia protagonista confirmaba en uno de sus programas de televisión.

Bigote aterrizaba hace unos días en Madrid, después de viajar a Miami y Panamá por cuestiones profesionales, al tener que atender sus diversos negocios. El primer destino fue Miami, de allí se desplazaba a Panamá y de regreso a Miami, donde retornaba a Madrid el pasado 30 de marzo.

Según ha podido saber la revista SEMANA, Edmundo Arrocet se encuentra en un momento dulce de su vida. Está feliz y contento. Y más simpático que en otros momentos de su vida. En estas fechas, María Teresa Campos también vive días felices. Es el momento de volver a su Málaga, su tierra, su refugio. Y a sus procesiones de Semana Santa. La presentadora se volverá a poner en su balcón en la calle Larios para disfrutar de una de sus grandes citas, que trata de no perderse ningún año, pase lo que pase.