María Pombo tiene grandes noticias. Dos años después de que le diagnosticaran esclerosis múltiple, la enfermedad se presenta «estable». Ella misma ha contado la buena nueva en sus redes sociales. «Os quiero decir que el lunes me hice una resonancia magnética y no han encontrado lesiones nuevas», ha explicado en un vídeo en su perfil de Instagram, «muy feliz y muy emocionada».

«Estoy muy emocionada»

«Llevo dos años sin lesiones nuevas de la enfermedad», continuaba, casi sin poder creerse ella misma lo que estaba contando. «Estoy muy feliz, muy emocionada y decirlo en alto me emociona. ¡Estoy súper feliz!», decía sin poder contener las lágrimas.

María Pombo
Redes sociales

No es de extrañar que María Pombo haya derramado lágrimas tras conocer que su dolencia no presenta lesiones nuevas y se mantiene bajo control. Y es que hace casi dos años se llevó el mayor disgusto de su vida cuando le diagnosticaron esclerosis múltiple. Poco después del confinamiento supo, después de haberse sometido a diversas pruebas médicas tras esperar el resultado de unas pruebas médicas, que tenía la misma dolencia que su madre. El fatal juicio de los especialistas se producía de después de que sintiese extraños hormigueos en el cuerpo, lo que hizo que acudiese al hospital, donde se sometió a varias pruebas médicas. «Si no llego a tener esa madre con esa enfermedad pues a lo mejor pensaría que los hormigueos son estrés o que se me ha pinzado un nervio o algo parecido. Lo hemos pillado muy a tiempo», contaba en aquel momento.

Supo el diagnóstico de su enfermedad poco después de quedarse embarazada

Entonces vivió «una mezcla de emociones demasiado fuertes». Y es que, pocas semanas antes de saber que tenía que enfrentarse a una enfermedad crónica del sistema nervioso central, había anunciado el embarazo de su primer hijo, fruto de su matrimonio con Pablo Castellano. No cabe duda de que a María Pombo se le juntaban cosas muy importantes. En tiempo récord tuvo que hacer frente a «un peso grande en la mochila», tal y como explicó ella misma.

Nada más conocer el diagnóstico empezó con el tratamiento. Por suerte, este era compatible con su estado de gestación. Lo que vino después, ya lo conoce todo el mundo. Un embarazo lleno de revisiones y un seguimiento exhaustivo de su caso, pero la llegada de su hijo Martín, el 17 de diciembre de 2020, hicieron que la felicidad y la ilusión fueran mayores que la preocupación y la inquietud.

Maria Pombo
Fuente: GTRES

Recientemente, María Pombo se ha sometido a una intervención quirúrgica para reducir el tamaño de su pecho. La idea de reducir su talla de sostén  es una idea que llevaba mucho tiempo rondando su cabeza. Cuando se quedó embarazada de su hijo, su busto aumentó hasta llegar a utilizar una copa F de sujetador. Además, le resultaba incómodo y su espalda y cuello sufrían las consecuencias. Así, a principios de año pasaba por quirófano para someterse a una reducción de pecho.

María Pombo se ha sometido a una reducción de pecho

«Es una cosa que sabía que iba a pasar en algún momento, tenía el pecho muy muy grande y después del embarazo, la gravedad, es la gravedad y dije, no, es el momento porque estoy de estreno, nunca había podido llevar espalda y estoy muy contenta. Esto es algo estético, no es nada grave pero bueno, yo no diría que era un problema para mí porque siempre me ha gustado el pecho grande pero sí que era incómodo. Era el momento», ha explicado.

Marta Pombo 3

En la actualidad, María Pombo atraviesa un momento dulce y feliz. Al igual que ella, su hermana Marta ha salido de la depresión y ha comenzado una nueva relación sentimental. La joven, que también se dedica a las redes sociales, compartía recientemente «fotos que nunca subí, por complejos absurdos» para demostrar la importancia de sentirse a gusto con el propio cuerpo. La influencer ha contado que en los dos últimos años ha ganado un total de 10 kilos y que había pasado de una talla 34 a una 38. Por eso ha publicado imágenes de su cambio físico, en los que ha destacado que antes tenía un «cuerpazo». «Estoy encantadísima de haberme conocido y cuando digo que quiero llegar al verano con cuerpazo es llegar como estoy ahora, pero tonificada y sana», ha destacado. Ahora se acepta tal y como es: «Amo mi cuerpo».

Lucía Pombo se casará con su prometido el próximo mes de junio

Por su parte, Lucía, la mayor de las tres hermanas, se ha comprometido con Álvaro López Huerta. Ella misma ha anunciado la noticia con un precioso mensaje a su futuro marido: «Me caso con mi mejor compañero de vida, no se si merezco tanta suerte». La también influencer y su prometido se darán el ‘sí, quiero’ el próximo 25 de junio en Segovia.