La madrina del bebé, que nació el pasado 27 de diciembre, ha sido su tía Lucía, la hermana mayor de María.


Seis meses después del nacimiento de su primer hijo, María Pombo y Pablo Castellano han celebrado el bautizo de Martín. El matrimonio ha esperado a que la restricciones por la pandemia se relajaran para reunir a su familia y amigos. La ceremonia bautismal ha tenido lugar durante una soleada y calurosa jornada en Madrid. La iglesia elegida está muy cerca de su hogar y se ha desarrollado en un ambiente íntimo.

Gtres

La ‘influencer’ llevaba para la ocasión un minivestido bordado de encaje de manga corta y cuello redondo en color crudo y sandalias ‘nude’. Una elección de última hora a causa de un inesperado contratiempo ya que el diseño que tenía pensado para el bautizo no le cerraba la cremallera. Lucía un peinado estilo ‘boho’ con el cabello suelto tan solo sostenido por unas sencillas trenzas. Mientras que su marido ha optado por un elegante traje azul marino y corbata a juego. El protagonista de la celebración, el pequeño Martín, portaba un precioso faldón clásico en crudo y capota. La familia ha posado amablemente a las puertas de la iglesia.

Gtres

La madrina del bebé, que nació el pasado 27 de diciembre, ha sido su tía Lucía Pombo, la hermana mayor de María. Mientras que su padrino ha sido Jacobo Castellano, también el hermano mayor, en esta caso del padre. Ya contó en su momento la ‘influencer’ que como se trataba de su primogénito habían decidido que los padrinos también comenzasen por esta escala.

Los invitados ‘influencers’

Entre los invitados, no ha faltado otra pareja de ‘influencers’: Tomás Páramo y María G. de Jaime. Ella con un ‘jumpsuit’ de rayas y torera a conjunto. El matrimonio bautizó hace tan solo una semana a su hija Catalina, una celebración a la acudieron las hermanas Pombo y tuvo lugar en la iglesia Virgen de la Paz de Alcobendas.

Gtres

Siempre a golpe de ‘click’, María Pombo ha compartido en sus redes esta fecha tan especial con sus casi dos millones de seguidores. No dudaba en derretirse con la elección del traje bautismal. También en mostrar el momento en el que aprovechaba para ponerse perfecta en la peluquería y maquillándose.

Gtres

María Pombo y Pablo Castellano han vivido una celebración muy especial. Una vez concluida la ceremonia religiosa, la cántabra posaba mirando totalmente embelesada a su bebé que ha cambiado por completo su vida. El bautizo ha sido íntimo y acorde al momento que vivimos debido a la pandemia. El matrimonio lleva casi dos años casado, se dio el «sí, quiero» el 22 de junio de 2019 en el marco de una romántica boda celebrada en la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda, Cantabria.