María del Monte ya no tiene reparo en hablar de sí misma. Hace solo unos días dio un discurso en el que reconoció su orientación sexual y en el que incluso presentó públicamente a su pareja, Inmaculada Casal. Desde entonces no ha dejado de recibir alabanzas y conceder entrevistas, pues muchos quieren saber cómo se ha sentido todos estos años en silencio. Ha sido justo en su última charla donde ha contado una experiencia que casi le cambia la vida, pues estuvo a punto de adoptar. La artista finalmente tomó la drástica decisión de no hacerlo, pero ¿qué sucedió? «Estuve a punto de adoptar, pero al final no pudo ser. Y si la vida te dice que algo no puede ser, hay que escucharla. Me encantan los niños. A mis sobrinos los quiero con locura», explica. La adopción resultó fallida, aunque ella lejos de arrepentirse de que no pudiera ser, insiste en que seguramente fuera por algo.

María del Monte
Gtres

Aunque nunca había dado tantos detalles como hasta ahora, hace tiempo contó cuál era su experiencia con los niños y qué le había hecho plantearse esta opción. «Había tenido niños en acogida y luego decidí adoptar, fue en un viaje en la india, pero no me esperaba crear una familia tan distinta y tan… adopto a la segunda y luego tengo un hijo biológico, siempre he pensado que al final el tema de la familia es con quién vives tú feliz. A mi me da muchísimo coraje cuando miran a mis niñas y las dicen ‘qué suerte tenéis’ siempre digo ‘no te equivoques, qué suerte tenemos todos’», dijo.

Lo que no ha aclarado es si se ha querido casar. María del Monte prefiere no responder a esta cuestión planteada en ‘Vanity Fair’ y dice «no saber». Mientras tanto muchos se preguntan las razones por las que se ha mantenido tanto tiempo al margen y sin querer entrar en detalles sobre su vida sentimental. La cantante mantiene que no ha sido por miedo o temor a perder a parte de su público: «Yo no he tenido miedo por perder público. El querer no tiene condiciones y yo nunca he luchado por ser una artista admirada, pero sí he luchado por ser una persona querida». Su objetivo se ha cumplido y así lo demuestra que María del Monte no solo tenga seguidores, sino que estos son profundamente fieles con ella.

María del Monte
Gtres

Fue a finales del mes de junio cuando gritó al mundo lo feliz que era junto a Inmaculada, la periodista con la que tenía una relación sentimental desde hacía 23 años. Lo hizo en el pregón del Orgullo Gay, donde hizo un alegato sobre el amor: «Soy una persona que por encima de todo cree en el amor, nunca voy a creer en el odio. Voy a seguir defendiendo la libertad de amar, del ser humano, que todos somos personas, que cada uno tiene que hacer lo que quiera siempre y cuando no se ofenda a nadie». 

María del Monte cuenta que cuando se confesó no quería hacer tanto ruido o, al menos, no provocar un revuelo de este calibre. Lo que tiene claro es que está feliz de poder haber ayudado a tanta gente, pues para muchos esto ha servido como ejemplo para dar un paso al frente.