La colaboradora de televisión va a hacer un seguimiento de cómo cambia su cuerpo tras dar a luz a su hija Mia, y la última foto nos ha sorprendido mucho.


María Lapiedra no puede estar más feliz con la etapa que está viviendo después de dar a luz a su tercera hija, Mia, la primera fruto de su relación con Gustavo González. A pesar de que el país no pasa por el mejor momento, la llegada de este bebé ha llenado de alegría y felicidad a toda la familia.

Hace apenas cinco días que dio la bienvenida a la pequeña y no ha dudado en mostrar cómo está su cuerpo tras el parto. Ella misma lo ha hecho a través de su Stories, donde irá haciendo un seguimiento de cómo va cambiando su cuerpo. En el quinto día de postparto, María Lapiedra enseña que todavía tiene la barriguita hinchada, algo normal, ya que todavía hace pocos días que dio a luz a su hija.

Con el pantalón muy cómodo y un sujetador, vemos a María Lapiedra enseñando su barriguita desde el espejo de su cuarto. La colaboradora de televisión no puede estar más feliz de cómo está evolucionando su cuerpo, ya que solo cinco días después del parto, ya nota los cambios.

El día después de dar a luz, María Lapiedra compartía un vídeo donde veíamos su barriguita más hinchada, luciendo un mono. Además, un poco con tristeza, confesaba echar mucho de menos la barriguita de embarazada. De hecho, en el vídeo no para de tocarse la barriguita donde durante nueve meses ha estado su hija Mia.

Habrá que esperar todavía unos días para ver cómo va avanzando el cuerpo de María Lapiedra. Hay que recordar que el pasado 24 de abril fue el día en el que la pareja dio la bienvenida a su hija Mia en la Clínica Dexeus de Barcelona, adonde entraban a primera hora de la tarde.

Tal y como aseguró Gustavo González a sus compañeros de programa, tanto la pequeña como su mamá están en perfecto estado. La niña, a la que han llamado Mia, ha nacido mediante un parto natural. Nació a las 16:28 de la tarde, midió 51 centímetros y pesó 3.610 kg.

Hace apenas unas horas, María Lapiedra confesaba que le estaba dando el pecho a su hija, por los beneficios que tiene no solo en los bebés, también en las madres: «Con Mia he decidido darle el pecho como también hice con Martina y Carlota, ya que la lactancia materna tiene múltiples beneficios para los bebés y, para nosotras, las madres. En el bebé reduce la mortalidad infantil; protege al bebé contra enfermedades; les proporcionamos anticuerpos que refuerzan su sistema inmunológico y les protegen de infecciones; ayuda a prevenir futuras enfermedades crónicas y facilita el vínculo entre madre e hija. Para nosotras las madres: previene el cáncer de mama, el de ovario y la osteoporosis; disminuye el riesgo de anemia; y, además, nos ayuda a perder peso después del parto», decía con una bonita foto de madre e hija.