Semana ha entrevistado al famoso cantante, tras meses alejado de las redes sociales y los escenarios y tras ser padre de su segundo hijo, Manuel


Este sábado tuvo lugar una de las galas musicales más importantes de la temporada, la fiesta de LOS40 Music Awards 2020; un evento que cada año reúne a los cantantes más queridos de nuestro país, pero a la que también acuden muchos de los famosos más importantes del panorama musical. Como buena entrega de premios, Manuel Carrasco no podía faltar. Alejado desde hace meses de los escenarios, el artista ha reaparecido y ha hablado con SEMANA para contarnos cómo ha pasado todos estos meses de confinamiento, y también contarnos qué tal ha vivido el nacimiento de su segundo hijo, el pequeño Manuel.


Qué alegría volver a ver a tantos artistas reunidos ¿Qué has sentido al volver a un escenario?
La verdad es que, yo no he cantado, he venido a dar un premio. Pero estar en un escenario y estar con los compañeros siempre es un motivo de alegría. Sobre todo, después de este tiempo, donde, al menos yo, no he hecho mucha cosa y sí que necesitaba un poquito ese olor. Me falta cantar y espero que muy pronto lo podamos hacer.

No has cantado en vivo, pero sí has sacando música. El pasado viernes sacaste Nada, una cover de Zoé, que me parece que tiene mucho que ver con la pandemia. Dices cosas muy angustiantes…
La verdad es que, tiene una mezcla. El tema tiene una energía muy buena… Es que las cosas que duelen las sacas con rabia. Yo estoy muy contento con esta colaboración. Cuando llegó la invitación intenté disfrutar el tema, intentamos hacer algo digno y creo que lo hemos conseguido.

Has estado mucho tiempo alejado de instagram. Te fuiste un tiempo y con tu vuelta, has generado la locura de tus seguidores. ¿Porqué decidiste darte un tiempo?
Yo creo que he estado un tiempo perdido… Intento ser lo más sincero posible con las redes sociales. Y si uno no está de ánimos, no quiero estar contando algo que, a lo mejor, no me sale. Quizá me llevé demasiado tiempo alejado de las redes sociales, porque sí, estamos demasiado acostumbrados a estar ahí. Pero me sorprendió mucho que la gente me esperara con tanto cariño. ¿Te soy sincero? Eso me llenó de alegría.

Cuando volviste a las redes sociales, dijiste “os canto un poco y de paso me canto a mí, que hace tiempo que no lo hacía”. ¿Utilizas tu propia música cómo terapia?
Llevaba tiempo sin cantar, de verdad. No cantaba ni en la ducha. Estaba un poco… . Hay épocas, ¿no? Pero la música siempre te salva…. Desde que volví a Instagram y a cantarle al público, estoy cogiendo mucho más la guitarra, estoy componiendo, estoy haciendo lo que me llena de alegría y cosas buenas. Espero que pronto esas canciones salgan a la luz.

El confinamiento fue un periodo complicado para todos… ¿Cómo te afecto el estar encerrado?
En mi familia no ha habido ningún caso grave de nada, pero sí que hay algo en el aire, en el ambiente, que te afecta. Y yo no puedo decir que haya vivido esto con una cierta alegría. Evidentemente, he tenido más tiempo para mí y para mi familia. Pero no me hubiese gustado que hubiera sido por todo lo que ha pasado. Porque está todo muy raro y, para mí, que soy un tío sensible, este ha sido un momento complicado.

Tu último disco La cruz el mapa recibió su cuarto disco de platino y tengo una curiosidad ¿El hecho de tener un disco tan exitoso te hace sentir presión?
No… Para nada. En todo caso, es una motivación. Nunca he pensado en las cifras de ventas. Evidentemente, quieres que te vaya bien, sino las cosas como que no… Pero cuando ya te va demasiado bien, no me meto la presión de “oye, ahora tenemos que conseguir esto”. No pierdo el tiempo en eso. Yo quiero intentar hacer cosas buenas dentro del nivel que pueda salir, además de intentar dar al público lo mejor que yo tenga. Con esa premisa empecé en la música y eso es lo que voy a seguir haciendo. Paso de cifras y esas cosas.

Tocando temas más personales… En marzo te convertiste en padre por segunda vez. Me imagino que esta experiencia fue bastante diferente. Manuel nació y, un par de días después, nos confinaron. ¿Cómo has vivido esta experiencia?¡Hombre! Diferente ha sido, ¿qué te voy a contar? Para mi sido totalmente diferente. Pero, que quieres que te diga, es una maravilla. Todo el que sea padre o madre sabe lo que es esto. Al final, todo tiene su parte dura, por supuesto. Pero es una maravilla que tus hijos te sonrían y te digan cosas o que te miren como te miran. Eso es una pasada.