Rocío Flores y Manuel Bedmar llevan saliendo juntos más de cinco años. Se han convertido en inseparables, pero él quiere alejarse de todos sus conflictos


Manuel Bedmar es un apoyo incondicional para Rocío Flores. A pesar de que intenta mantenerse alejado de la pequeña pantalla, durante el paso de la concursante por ‘Supervivientes, acudió a verla en directo ya en su regreso de Honduras. Desde su paso por el concurso, la pareja ha dado diferentes pasos en su relación, como irse a vivir juntos. Están felizmente enamorados y en estos cinco años de noviazgo los hemos visto en diferentes ocasiones. Sin embargo, ahora cuando la polémica azota al clan Flores, no tenemos ni rastro de Manuel Bedmar, que prefiere alejarse de los conflictos familiares y centrarse en su vida en Málaga.

Manuel Bedmar, un apoyo incondicional para Rocío Flores

Rocío Flores no está pasando por su mejor momento personal. Eso es algo que todos conocemos. Tanto desde que se anunciara la separación de su padre, Antonio David Flores, de Olga Moreno, como ahora que se ha confirmado la relación de él con Marta Riesco, reportera del programa de Ana Rosa Quintana. Para Rocío no está siendo fácil gestionar todos estos emociones. Aún más si cabe si tenemos en cuenta que la reportera y ella se convirtieron en amigas al compartir plató. Por este motivo, se refugia en los suyos. Pero, ¿quién está siendo su apoyo fundamental?

Si bien es cierto que Manuel Bedmar es su gran apoyo para ella, él prefiere mantenerse alejado de la polémica y los conflictos familiares que azotan a Rocío Flores. Cuando la joven salió de ‘Supervivientes’, él se convirtió mucho más activo en redes sociales. Pero, si «buceamos» por su perfil social, su última publicación data de octubre del pasado año. Ni un mensaje de apoyo para la joven. Algo que sí que hizo en momentos anteriores en los que no fueron fáciles para la hija de Rocío Carrasco, como la emisión de la docuserie de su madre.

Instagram

El malagueño siempre ha estado muy unido al clan Flores

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que a todas las idas y venidas de Rocío Flores a Madrid para enfrentarse en televisión a sus polémicas familiares, Manuel Bedmar se queda en Málaga. Hay que tener en cuenta que el joven es ajeno a este universo, por lo que tiene su trabajo y esto le impide estar junto a su novia en muchos de estos momentos.

Manuel Bedmar siempre ha estado muy unido a la familia de Rocío Flores. De hecho, en alguna que otra ocasión le hemos visto paseando por las calles de Málaga junto a Antonio David Flores y Olga Moreno. Sin embargo, ahora prefiere mantenerse alejado de toda esta polémica familiar y únicamente centrarse en su relación más allá de la televisión y de puertas para dentro de cas. Él se ha convertido en la vía de escape de la joven en estos momentos de adversidad.