El cantante está disfrutando de unos días de vacaciones junto a su mujer, Silvia Casas, y su hijo, en Formentera, donde se han rencontrado con amigos.


Manu Tenorio y Silvia Casas han aprovechado el mes de agosto para organizar un viaje familiar. El matrimonio ha elegido el destino favorito de los famosos, Ibiza, para descansar y desconectar tras un año intenso. Como no podía ser de otra manera, Manu y Silvia han hecho uno de los planes típicos cuando se viaja a la isla pitiusa. Han cogido un barco con unos amigos para pasar el día en Formentera, donde han pasado una jornada en alta mar.

En Formentera han estado pasando el día en un barquito. Manu Tenorio no se ha separado de su hijo, al que está muy unido. Además, no dejó de bromear con él antes de atreverse a tirarse al agua y disfrutar de un buen baño. Por su parte, Silvia Casas, que estaba espectacular con un bikini blanco, ha presumido de bronceado. Eso sí, ha estado protegida en todo momento con una gorra.

El propio Manu ha compartido en sus redes sociales algunos momentos que han pasado durante este pasado miércoles. Eso sí, ha sido más discreto. Se atrevió a mostrar la llegada al puerto de Ibiza después de pasar el día en Formentera y también una estampa increíble de su hijo con su amigo mientras llevan el timón del barco.

Manu Tenorio está pasando tiempo con su hijo, al que adora

© Europa Press.

Del día en Formentera, la familia ha podido sacar un bonito posado familiar mientras disfrutan de un baño en alta mar. Las temperaturas en España están siendo estos días increíblemente altas debido a una ola de calor, por lo que la única manera de sobrellevarlo es lanzándose al agua y disfrutar de un merecido y necesario baño en el mar cristalino de las Islas Baleares.

Su vida ha dado un giro radical tras convertirse en padre

Ya hace unos meses en SEMANA, Manu Tenorio explicaba lo mucho que le había cambiado la vida al convertirse en padre: «Mi vida ha cambiado mucho desde que soy padre. Antes uno estaba pendiente exclusivamente de su ombligo y ahora te das cuenta de que lo principal es él. Mi felicidad gira ahora en torno a él. Mientras mi hijo sea feliz y se levante todas las mañanas sonriendo y diciéndome: “te quiero”, yo ya me doy por satisfecho. El resto de mi vida ha pasado a ser algo con menos importancia», declaraba.

Manu Tenorio no descartaba, tampoco convertirse en padre otra vez, ya que es un deseo de su hijo. «La verdad es que el tío presiona. Mi hijo es una persona muy cariñosa y afectuosa, y la verdad es que siempre nos está pidiendo un hermanito y nosotros estamos ahí dándole vueltas al asunto… Sabemos que ya no somos dos críos y ya veremos a ver qué ocurre. Yo siempre le digo, “pero si estamos de muerte así los tres y ¿otra vez a empezar de cero?”».