El que fuera mano derecha de Humberto Janeiro, su chófer, ha cargado contra la que ha sido su pareja hasta su muerte, Camila Naranjo.


Este jueves el hijo de Angelita, expareja de Humberto Janeiro, cargó contra la que ha sido su pareja hasta el último momento, Camila Naranjo. En el cementerio, al parecer y según revelaron algunos testigos, recibió distancia por parte de los cuatro hijos del padre de Jesulín de Ubrique. Días más tarde el primogénito de Angelita llegó a decir que de quien estaba enamorado Humberto era de su madre y no de Camila, unas palabras que sorprendieron enormemente a los espectadores. Solo un día después el que fuera mano derecha del patriarca de los Janeiro, su chófer, ha cargado como nunca contra Camila.

Con un tono con el que dejaba claro que estaba indignado con todo lo que se había dicho de Camila, el chófer está molesto con la imagen que se ha dado de ella. «Camila es un suplemento. En la vida ha estado con él, Humberto necesitaba una persona que le cuidase, pero cobrando. El amor de su vida siempre ha sido Angelita», comenzaba diciendo. Sus declaraciones eran más que claras, aunque precisamente estas no terminaban de convencer a los colaboradores que se encontraban en plató. Querían corroborarlas, pero afirmaban que ninguna de las dos tenía intención de confesarse en la televisión. Al menos, de momento.

«Los hijos iban cuando iban, la relación ha sido un poquito extraña. Normalmente tiraban para la madre», continuaba. De este modo, trataba de responder a toda la polémica que se ha generado en los últimos días desde que falleciera Humberto a los 76 años. Mucho se ha hablado sobre la relación que unía –o desunía- a Humberto Janeiro y sus hijos en sus últimos años.

Son muchos los contertulios que aseguran que los hijos decidieron darle la espalda a su padre cuando se separó de su madre, Carmen Bazán, entre confesiones de infidelidad y desvelando los entresijos de su matrimonio y su ruptura en los platós de televisión. Una forma de airear sus trapos sucios que no gustó nada a sus hijos, que además vieron con cierto resquemor cómo además se sumaba la versión de Camila Naranjo, la mujer que ha estado al lado de su padre en sus últimos años y que ahora llora destrozada su muerte.

Sobre estas cuestiones han sido preguntados los hermanos Janeiro. Humberto Janeiro hijo, el mayor de los hermanos, ha preferido no hablar sobre estas cuestiones. Opta por guardar silencio  y no desmentir los rumores de que no mantenía relación con su padre en su última etapa, al igual que tampoco confirma que haya estado pendiente de su evolución en las últimas semanas, tras ser ingresado de urgencia e ir empeorando su salud poco a poco hasta el fatal desenlace.

Aunque este asunto no ha sido el único que ha tratado el chófer de Humberto. «Es una bella persona. Jamás ha hablado mal de sus hijos…la tristeza que tenía, él ha llorado en solitario muchas veces», añadía. No obstante, estas confesiones tampoco han resultado convincentes a los contertulios de ‘Sálvame’, pues aseguraban que en los platós él sí que había cargado contra su familia.