Antonio Díaz, más conocido como El Mago Pop, nos habla de su faceta más personal y nos descubre cómo sobrelleva el éxito


Sus cifras y datos alucinan y sorprenden lo mismo que sus espectáculos de magia. Antonio Díaz, más conocido en el mundo entero como El Mago Pop, es el ilusionista europeo más taquillero del mundo (un hito que le otorgó tener una placa en su honor en la Gran Vía de Madrid ). SEMANA, después de mucho pelear con su agenda, ha podido sentarse con el ilusionista para descubrir cómo es el verdadero Antonio. ¿Cómo vive él este éxito en su día a día?, ¿cómo es un día normal en su vida? El artista nos atiende en un acogedor refugio y nos contesta sobre este y muchos aspectos más.

Joan Crisol

¡Gracias por sacar un tiempo para sentarte con nosotros! ¿Qué tal estás?
Muy bien. Estoy muy feliz de estar en Madrid otra vez. Llevamos unos años muy buenos y en este momento tan importante de mi carrera antes del desafío internacional, volver aquí es una alegría.

Todo el mundo te conoce cómo Mago Pop  pero, ¿quién es Antonio Díaz?
Soy una persona absolutamente normal. Trabajo mucho y la magia y el teatro forman una parte muy importante de mi vida pero, por ejemplo, cuando estoy en casa, me gusta estar en el jardín tomando el sol, hacer deporte… Me gusta salir, pero reconozco que soy casero.

¿Se te da la cocina igual que la magia?
(Se ríe) Soy un absoluto desastre. A mí se me quema hasta una ensalada.

Sé de buena mano que tu residencia de verdad se encuentra en Barcelona. Habiéndote comprado un teatro, me imagino que vivirás en propiedad, ¿cierto?
Yo soy más de que la casa en la que estoy sea mía, por lo que sí. Tener un teatro siempre fue una de las ilusiones de mi vida.

Eres uno de nuestros artistas más internacionales y, al mismo tiempo, también de los más anónimos.
A mí eso me gusta muchísimo y me siento muy afortunado. También creo que la magia juega ahí un papel fundamental e importante.

¿Por qué?
Porque la magia no ocupa páginas en un diario. No es deporte y tampoco es música, por lo que mi público es muy transversal y me puede venir a ver gente que ni siquiera sepa quién soy. ¡Eso es fascinante!

Joan Crisol

¿Te reconocen por la calle?
Sí, pero de una manera muy suave y llevable. Nada que ver con lo que les sucede a otros artistas.

¿Llevarías bien la fama si fuera de la otra manera?
Por mi manera de ser me costaría más. Yo soy muy introvertido y muy discreto. Tengo a algunos amigos que lo viven en un nivel muy alto y es difícil.

¿Qué es para ti el éxito?
Hacer lo que te gusta y hacerlo en libertad.

Cuando vas por la calle y te encuentras, como pasa en la actualidad, autobuses con tu cara ¿Qué es lo primero que se te pasa por la cabeza?
(Se ríe) ¡Es muy gracioso y ahora hay muchos! Madrid está lleno. Te voy a contar una anécdota. Un día casi me atropella un autobús y al apartarme veo que llevaba mi cara. El conductor se quedó mirándome, pero yo pensé: “si me hubiera atropellado un autobús con mi cara sería un suicidio, ¿no?”

En tus espectáculos nos podemos encontrar desde a una Victoria Beckham, un Arnold Schwarzenegger o una Shakira.
Por ejemplo, que Arnold Schwarzenegger sea el embajador de mi teatro es muy fuerte ¡Es algo surrealista!  A este espectáculo me gustaría que acudiera la banda Coldplay, porque son un grupo que han sonado durante muchos años en mis espectáculos y me gustaría que escucharan sus canciones desde otra perspectiva.

Joan Crisol

¿Alguien te ha dicho alguna vez que no?
Mayoritariamente no vienen por invitación, sino porque quieren ver el show. La gente cuando ve el espectáculo es muy agradecida y generalmente nunca me han dicho que no cuando los he llamado para la televisión y hacerles un juego. Siempre dicen que sí. Yo creo que la magia les relaja y se sienten bien porque no tienen que hablar de nada incómodo.

Me dices que eres un chico introvertido, ¿es tu personaje un “alter ego”? ¿ Una especie de traje como Supermán?
Yo creo que Antonio tuvo que encontrar al Mago Pop para poder subirse a un escenario. Al final encuentras a un personaje y durante esa hora y media salen a bailar todas tus virtudes. El mago es mi versión extrovertida, dinámica y ágil. Luego ya en mi vida soy más discreto. Como tú dices, es como Clark Kent y Supermán.

Empezaste de muy jovencito y mira todo lo que has conseguido.
Desde pequeño me imaginaba llegar a donde yo he llegado porque así lo soñaba. Todo esto que está pasando lo soñaba. Lo que no me imaginaba era poder construir un gran espectáculo de magia que pudiera competir con grandes musicales como El Rey León.