Madame de Rosa ha roto su silencio en redes sociales tras recibir feroces críticas en una fotografía en la que critican su delgadez.


Las redes sociales han vuelto a mostrar la realidad que viven las influencers día a día. Expuestas a las opiniones de sus seguidores, es habitual que reciban en su buzón de mensajes de Instagram tanto buenos como malos. Sin embargo, hay algunos de ellos que son capaces de hacerlas llorar, tal y como ha dicho Madame de Rosa este fin de semana. Tras compartir una imagen en la que aparecía con un vestido asimétrico que mostraba parte de sus abdominales, muchos de sus followers la increparon criticando su delgadez. Los comentarios eran feroces y así lo ha demostrado ella misma con pantallazos a través de un vídeo de IGTV en el que se ha confesado acerca de lo que suponen los haters en su vida. Después de leer algunos de ellos, la prescriptora de moda ha abierto su corazón como jamás lo había hecho. “Mi cuerpo es REAL. Antes de hacer un comentario en redes sociales piensa que detrás de la pantalla hay un ser humano. Nuestras palabras tienen consecuencias”, comienza diciendo.

Madame de Rosa admite estar nerviosa y revela estar pasando por un mal momento. No está siendo fácil para ella digerir comentarios tan dañinos y quiere remover conciencias con su alegato, para que al menos alguno de ellos se replantee si lo que ella necesita es escuchar a alguien que ponga su salud en entredicho. «Ayer publiqué una foto mía, de cómo soy yo, de cómo me visto, de mi cara, de mi cuerpo… y he recibido comentarios sobre mi físico brutales. Para que sepáis bien de lo que estoy hablando os voy a dejar un resumen de ciertos comentarios sobre mi físico que llevo recibiendo desde este sábado por la tarde”, continuó.

Pero ¿a qué mensajes se refería? “Nada más ver la foto me produjo hasta grima”,  “Qué saco de huesos, qué grima de verdad” o  “Mejor más vestida para que no se vea la delgadez tan extrema” es solo un ejemplo del continuo goteo de mensajes que ha recibido desde que hizo pública esta foto de su look. Madame de Rosa no da crédito a este tipo de críticas, pues ella tiene esta constitución física desde que nació y no por ello debe de sentirse mal. Para ello, ha insistido en que ella no carga contra nadie que tenga un cuerpo distinto al suyo.

«Llevo toda mi vida siendo delgada, desde que nací. De hecho de pequeña me daban batidos de proteínas para ver si engordaba un poco. Llevo toda mi vida aguantando a gente que por estar delgada se cree que tiene el derecho a decirte que está delgada. Si fuera al revés, si yo le digo a una persona que está gorda… ¿sería horrible, verdad? Es que no se me pasa ni por la cabeza”, asegura. Madame de Rosa considera que no tiene que soportar a sus haters diciéndole lo primero que les pasa por la cabeza y, por eso pide, que al menos se lo piensen antes de publicar algo en el muro de alguien. «¿Por qué a una persona delgada los demás se creen con el derecho de meterse con ella? Es que no lo entiendo. Estoy harta de que me digan que porque mi cuerpo es delgado no es un cuerpo real. ¿Entonces qué es, de ciencia ficción? ¿Por qué, porque no tengo las tetas gordas? ¿Por qué no tengo curvas? Pues estas tetas pequeñas dieron seis meses de mamar a mi hijo?», asegura.

Rota, sin poder reprimir las lágrimas y siendo consciente de las inseguridades que todo lo que le han dicho pueden provocar en ella, Madame de Rosa ha pedido respeto a todos aquellos que quieren seguir su perfil. No está siendo fácil para ella y, por ello, ha querido frenarlo grabándose un vídeo que en solo unas horas ha sido muy apoyado por anónimos y rostros conocidos. Entre ellos, por Anita Matamoros, Laura Escanes, Dulceida o Tamara Gorro son solo algunos de los famosos que han querido brindarle su apoyo y recordarle lo estupenda que está.

“Hay comentarios que dicen que debería cubrir mi cuerpo porque provoco a la gente que tenga trastornos… ¿Os dais cuenta de lo grave que es ese discurso? Y luego hablaremos del bullying, del acoso, del feminismo… O sea los comentarios que hay en esa foto son demoledores. Me estáis ofendiendo como mujer y como ser humano por ser una persona delgada, es que parece que he matado a alguien”, finaliza.