El pasado mes de abril, Lucía Villalón y su pareja, Gonzalo Melero, anunciaron que iban a ser padres por segunda vez. "Sorpresa. Ampliamos la familia. Y no podemos estar más felices. Hace un par de meses les dije a Diego y a Gonzalo que les habría traído una sorpresa de uno de mis viajes. Toma regalito", escribió por aquel entonces. Ahora, la periodista, que se encuentra embarazada de cinco meses y medio, se ha abierto en canal y ha desvelado la grave complicación que sufre el bebé que espera. 

"Volvemos a tener problemas en el embarazo. Lucas no iba a ser menos que Diego y también quería demostrar que es otro fenómeno", ha comenzado diciendo la periodista. "En esta ocasión no es gastrosquisis, es un riñón multiquístico y un ureterocele que si se complica implicaría una operación por punción con Lucas en mi barriga", ha revelado.

Tal y como ha contado Lucía Villalón, la situación de Lucas es menos grave que la situación que atravesó su primogénito, Diego, pero también mucho más rara. "Lucas tiene dos problemas en el sistema renal completamente diferentes y que le han tocado a la vez, es una cosa rarísima", ha desvelado en el vídeo que ha compartido a través de sus redes sociales. La periodista deportiva ha compartido con todos el diagnóstico médico. Según ha contado, el riñón derecho del bebé es multiquístico y ya le han advertido de que nunca le va a funcionar: "Va a tener que vivir con un solo riñón", ha declarado. Afortunadamente, el riñón izquierdo del niño "parece que funciona fenomenal". 

Nuria Fergó, durante la presentación de su último trabajo discográfico.

También te interesará

Nuria Fergó da la última hora sobre la operación de urgencia de su pareja

 

Lucía Villalón desvela la rara enfermedad que sufre el bebé que espera

El bebé que espera Lucía Villalón sufre ambas afecciones en el riñón derecho, lo que podría terminar causándole una obstrucción urinaria y quedarse sin líquido amniótico, el importante fluido que rodea al bebé dentro del útero (feto) durante el embarazo y que está contenido en el saco amniótico. En el caso de que eso ocurriera, "habría que operarle a través de punción estando en mi barriga para abrir agujeritos y que pueda salir el pis y pueda tener líquido amniótico", según cuenta la futura mamá. 

Esto obliga a la comunicadora ir cada semana al médico para comprobar que su bebé se encuentra bien y fuerte. Sin embargo, no es fácil para ella vivir un nuevo embarazo con "incertidumbre, angustia y miedo". "Nos preguntamos por qué a nosotros, ya que no es algo genético, sino aleatorio", ha apenado. "Lucharemos por Lucas igual que luchamos por Diego y nos saldrá igual de estupendo", ha dicho. 

Lucia-Villalón-hijo-hospital-2

También te interesará

Lucía Villalón vuelve al hospital de urgencias con su hijo: "Qué cruel me parece todo"

El hijo de Lucía Villalón recibe el alta: "Se me siguen saltando las lágrimas por lo que hemos vivido"

Redes sociales

El primer hijo de la pareja tuvo que ser operado nada más nacer debido a otro grave problema de salud

Lucía Villalón y Gonzalo Melero ya son padres de otro niño, Diego. A pesar de estar muy ilusionados con la llegada de su primer bebé, tuvieron que ser muy cuidadosos, pues su bebé sufría gastrosquisis. Esto quería decir que sus intestinos se estaban formando fuera de su cuerpo. Finalmente, su bebé nació el 29 de agosto de 2022, pero tuvo que ser operado nada más nacer. 

La periodista y el futbolista pasaron su primer mes como padres en el hospital, pues tras la intervención, el recién nacido fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de la Paz, en Madrid. "¡Por ahora todo ha ido fenomenal, le operaron el lunes nada más nacer para introducirle la mitad de los intestinos en su pequeño abdomen y está siendo súper fuerte ahora aguantando poco a poco cómo le van introduciendo el resto!. Seguimos luchando en la UCI para estar pronto a tope y esperando la próxima operación", explicó por aquel entonces Lucía Villalón. 

Lucía Villalón

También te interesará

El hijo de Lucía Villalón, por fin, respira de forma autónoma

No fue fácil para ellos, tal y como la propia Lucía lo reveló: "Está siendo difícil, muy intenso y agotador a la vez que lo mejor que nos ha pasado en esta vida… y no es fácil de gestionar…. Sobre todo porque cada minuto del día estamos intentando estar con Diego para darle muchas fuerzas y ayudar en lo que podemos". Finalmente, tras varias intervenciones y un mes ingresado en el hospital, el bebé recibió el alta hospitalaria y los felices papás pudieron marcharse a casa para disfrutar del recién nacido. 

"Algún día, cuando tenga la fuerza suficiente para recordar con detalles todo lo que hemos pasado, me gustaría contaros cómo ha sido todo y cómo nuestro BatBaby ha luchado para salir del hospital y estar por fin en casa. Quiero hacerlo para dar visibilidad a situaciones como la nuestra: complicadas, difíciles, tristes y que requieren de mucha ayuda y mucha fe… pero de las que se sale peleando", escribió por aquel entonces. Ahora, les toca enfrentarse de nuevo a un embarazo complicado, pero lo hacen con la misma ilusión y ganas que tuvieron con su primer bebé.