Lucía Rivera ha querido mostrar públicamente su apoyo a su padre, Cayetano Rivera, en su decisión de iniciar una guerra contra Isabel Pantoja. Aunque ahora han dado un paso atrás, de querer retomar su batalla, la modelo dice que estará ahí para apoyar a su padre y su hermano, Fran Rivera


Lucía Rivera, a sus 22 años tiene las cosas muy claras. La joven ha presentado la nueva colección de ‘Anekke’, la marca de accesorios para la que presta su imagen desde hace casi dos años y no ha dudado en hablar de todo. La hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera ha charlado con SEMANA para explicar cómo se encuentra en estos momentos personal y profesionalmente y, de paso, explicar cómo es su verdadera relación con su padre y lo que opina sobre la guerra Rivera- Pantoja, tras enterrar el hacha de guerra su familia con la viuda de Paquirri, Isabel Pantoja.

¿Cómo se presenta el verano?

Tengo tantas ganas de irme… a la playa o a la piscina me da igual de donde sea. Vaya, como si me voy en el pantano de San Juan. Necesito viajar, lo que pasa que claro, mis amigos ya tienen trabajo. Mi mejor amigo es médico, mi otra amiga estudia, la otra trabaja en una oficina… entonces es complicado.

¿Y el novio para cuándo?

¡Qué pereza! Estoy muy bien sola.

¿No te apetece tener pareja?

No es que no me apetezca es que no sale, el mercado ahora está…

Foto: Gtres

Fue muy aplaudida en redes tu respuesta cuando dijiste que nunca te preguntaban si tenías novia

Es que estamos en un siglo que es como… ¡por favor! Se da todo por hecho ahora. Además, que tengo 22 años ya no está de moda la heterosexualidad.

¿Tú has sido mucho de novios de verano?

No. Soy una chica seria. Pero es que tampoco he sido mucho de novios. También es que llevo trabajando desde los 16 años y viajo mucho. Ahora me voy por ahí y ahora por allá…algo más en la cabeza como que no. Ya cuando tenga 30 y pico me lo pensaré.

Con tu madre la relación súper bien y con tu padre, Cayetano, ¿qué tal?

Súper bien. Últimamente cada vez mejor la verdad, porque creces y maduras. Me llama mucho la atención que siempre me pregunten por la relación y se diga que no me llevo bien con él. Me llevo con los dos, con Eva también, lo que pasa es que, lógicamente, yo lo digo siempre que con ella habló menos.

¿A tu hermano Cayetano lo ves mucho?

No, no lo que me gustaría, pero tampoco veo a Martín lo que me gustaría. A mi familia en general no la veo casi. A mis abuelos llevo sin verlos seis meses.

¿De carácter te pareces más a tu madre?

Tengo como dos Lucías. Por un lado, hay una parte que es muy calmada, Yo en casa con mi madre llega un momento que me estreso porque es hiperactiva. A las 7:00 de la mañana está de pie con la aspiradora y es como… por favor, relájate. Por tanto, esa parte la saqué más de mi padre. Mi padre es muy pancho. Cayetano, ahí donde le veis que es muy deportista después es muy tranquilo. Entonces eso lo saqué de él, me lo enseñó.

¿Eres muy independiente?

Demasiado, mi abuela me lo dice. Me gusta mucho estar sola. Hay veces que mis amigos hacen planes y me dicen: ‘llevo sin verte dos meses’ y yo les responde que ‘van a ser tres porque no me apetece’. Soy muy de ir a mi bola. Luego es verdad que les veo casi todos los días. De hecho, mi mejor amigo se mudó en frente de mi casa para verme más.
Eso sí, en cuanto empiece a viajar les pierdo la pista… menos mal que está ‘Facetime’.

¿Y si te pregunto por la Herencia Envenenada?

No sé nada, de verdad. Como tampoco voy a sacar nada pues me da igual, mientras mi padre sea feliz…

De momento tú padre ha decidido que no quiere continuar con la guerra con Isabel Pantoja ¿Lo apoyas?

Es que… guerra, ¿para qué? Qué pereza la misma historia de siempre con la misma. Además, es que siempre hay lo mismo, no va a cambiar nada nunca. Que hagan lo que quieran, yo apoyaré a mi padre siempre porque es mi padre. Haga lo que haga lo voy a apoyar, si quiere guerra, pues guerra; si quiere, paz pues paz y ya está, todo genial.
A ver, yo nunca me meto en estas porque además después siempre salpica y todo va en contra.

Foto: Gtres

¿Te acuerdas mucho de tu abuela Carmen Ordoñez?

Me acuerdo. No te voy a mentir, cuando falleció yo era muy pequeña, pero si me hablan mucho de ella y me dicen que me parezco mucho. Yo digo que es un poco difícil pero bueno. Dicen que físicamente, yo digo que somos morenas y ya está.

¿Qué tal la relación con tu padre?

Nos lo contamos todo, a ver, es mi padre, todo todo no pero… Mi madre antes si era mi confidente pero ya está dejando de serlo porque al final creces y te das cuenta que hay cosas que no compensa contarlas, pero si es que hablo mucho con él de verdad. Me llevo genial, de hecho es como un amigo. Para mí mis padres son mis amigos y mis abuelos son mis padres, siempre lo digo. A mi abuela le tengo más respeto que a mi madre, pero porque me crié con ellos. Todo el tiempo que estuvo a mi madre fuera yo estaba con mis abuelos y los que me llevan colegio eran mis abuelos, los que me daban de comer eran mis abuelos.

Ellos te criaron…

Exacto. Después pasé épocas con mi madre pero yo me independicé después de vivir con mis abuelos. Luego con la madurez las relaciones cambian y mucho y van a mejor o a peor. Pero es que además tampoco hubo un problema nunca con mi padre demasiado grave. Las cosas se calman, él se calmó y yo también.

¿Tu adolescencia fue complicada?

La mía no considero que lo fuera. Nunca tuve una infancia de un niño normal y corriente. o trabajaba o me iba a Nueva York con mi madre. Todos los «hijos de» tienen eso, que viven una vida diferente.

Esta colección está basada en los viajes, ¿no?

En los viajes que nos toca hacer ahora. Sí, porque estuvo la cosa parada, no se podía viajar. De hecho, me quería ir a Australia a trabajar pero fue imposible ya que por el tema del coronavirus está aislado totalmente. En Estados Unidos está bastante mal la cosa. Entonces ahora ya hay que viajar por Europa hasta que se pueda viajar ahí.

Foto: Gtres

¿Qué opinas del llamado ‘efecto Lucía Rivera’ que dice que todo lo que publicas se agota en segundos?

¿Si? Me encanta. Estoy fascinada.

Podrías crear tu propia firma…¿te gustaría diseñar?

Me gustaría pero ya cuando tenga 40 años y me aburra mucho. Ahora me moriría, la cabeza no me da para tanto, es imposible. Por ahora quiero trabajar en esto, ya dije que de vez en cuando me gusta tener eso de interpretación ahí. Tampoco es que me quiera dedicar a ello, pero tenerlo ahí para que si de repente sale algo que me apetece hacer pues hacerlo. Pero ahora la moda a saco porque tengo 22 años, tampoco puedo parar.

En el Festival de Málaga tu madre apareció con un gran cambio de ‘look’

Estaba guapísima. Encima ahora está hasta más delgada que yo la tía.

¿Y no piensas en someterte a cambios de ‘look’ radicales como se ha hecho tu madre?

No porque de pequeña ya me hizo ella a mi algún cambio radical. De repente me ponía alguna rastilla y cosas así. Que yo también quería, que no me obligaba la pobre mujer. Me teñía el pelo y volvía a casa pelirroja de repente, o con tatuaje o un piercing. Así que ya esa época ya la pasé. Desde ahí dije que nunca más. Pero bueno, algún día me cortaré el pelo o me haré algo.

Pues la peluca rubia con la que apareciste en Instagram funcionó mucho en redes

Pero para una editorial. Me sentí muy Pretty Woman. No, pero sería estropear el pelo porque al final con las campañas que tengo y tal tengo que dejarlo largo. Y ahora la idea es dejarlo largo.