«Está viendo a los amigos que la queremos y hay que darle tiempo y amor. Ahora llegan las navidades que será complicado», ha explicado su mejor amigo, Raúl Castillo.


Ana Obregón está pasando por uno de los momentos más difíciles de su vida después de que su hijo, Álex Lequio, falleciera tras una larga lucha contra el cáncer. En todo este tiempo, la actriz se ha refugiado en los suyos y este verano ha puesto tierra de por medio para alejarse de su realidad. Dede aquel fatídico 13 de mayo, la también bióloga y presentadora ha utilizado sus redes sociales como terapia para explicar cómo se siente. Ahora, sus íntimos amigos, las personas que mejor la conocen, han dado el último parte acerca de cómo está llevado su duelo.

A pesar de que nunca se podrá superar la muerte de un hijo, Ana Obregón está haciendo todo lo posible para aprender a vivir sin su hijo. Un camino muy difícil que la actriz tiene que recorrer, aunque no lo está haciendo sola. En todo momento, su familia y amigos, así como Alessandro Lequio, la están acompañando en este duro momento. Así lo ha explicado Raúl Castillo, su mejor confidente, a ‘Viva la vida’.

«Ella está poniendo de su parte pero es difícil. Está leyendo, haciendo deporte, que le viene muy bien. Es fuerte y está luchando. Está viendo a los amigos que la queremos y hay que darle tiempo y amor. Ahora llegan las navidades que será complicado. Está luchando como una campeona», asegura Ra, el amigo de la actriz. Por otro lado, Boris Izaguirre también ha explicado en el programa de Telecinco que no hay que forzar la situación y debe ser la propia Obregón quien marque sus tiempos después de haber sufrido este duro varapalo.

Centrada en ver cómo seguir adelante

Europa Press

Sin lugar a dudas, Ana Obregón ha iniciado una lucha titánica para que el dolor por la pérdida de su hijo vaya desapareciendo, aunque, en el fondo, siempre permanezca en su interior. Su íntima amiga, Susana Uribarri ha hecho hincapié en que la actriz está centrada en ver cómo seguir adelante sin lo que más quiere. «Primero es eso, ha dejado a un lado su faceta profesional«, indica y desea que algún día, cuando tenga fuerzas, pueda regresar por todo lo alto.

Hace unas semanas, a raíz de la entrevista de Paz Padilla en ‘Sábado deluxe’ tras la muerte de su marido Antonio Juan Vidal, otro de los grandes amigos de Ana Obregón, Luis Rollán, explicaba en el programa de Emma García que la actriz había encontrado en las redes sociales y en sus publicaciones sobre su hijo una forma de abrir su corazón y expresar lo que sentía. Algo que Irene Rosales apoyó y que supo empatizar con la protagonista de ‘Ana y los 7’ después de que ella misma perdiera a su madre este mismo año. De la misma forma, el colaborador de ‘Viva la vida’ aseguraba a SEMANA que todos los amigos de la bióloga estaban muy pendientes de ella: «Estoy mandándole toda la fuerza del mundo y para todo lo que necesite aquí estoy. La gente que la queremos estamos muy pendiente de ella”.