Así luce la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores con su nueva figura… y los 16 kilos que ha perdido tras salir de ‘Supervivientes 2020’.


Han pasado ya ocho meses desde que Rocío Flores terminó con éxito la aventura personal y profesional más trepidante de su vida: su paso por el concurso en ‘Supervivientes 2020‘. La participación en el ‘reality’ no solo puso a prueba su capacidad para sobrellevar todo tipo de contratiempos, desde el hambre, al calor, los mosquitos o el aislamiento. También supuso un periodo de aprendizaje y de renovación. Por dentro y por fuera. Porque al salir del concurso de Telecinco, la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco salía más fuerte… y notablemente más delgada.

Después de casi tres meses de estancia en las costas de Honduras, la joven logró perder 16 kilos. Su transformación física la hizo sentir mejor y recuperar su autoestima. No en vano cuando entró en el programa apenas se quitaba la camiseta y al final del espacio fue capaz de mostrar su cuerpo ante las cámaras sin pudor. Su padre contaba públicamente los problemas de su hija para aceptar su aspecto físico. «En su momento he tenido alguna conversación con ella con respecto al sobrepeso, que también viene por problemas de tiroides y ansiedad y demás. Y ella siempre huye de esa conversación porque le duele», decía mientras su hija se encontraba en los Cayos Cochinos. «No se quita la camiseta. Las primeras semanas de concurso no se quitaba la camiseta precisamente por eso, porque tiene un gran complejo».

@rotrece

Afortunadamente, esos complejos han ido quedando atrás. Porque tras salir del ‘reality’, Rocío Flores se tomó muy en serio cuidarse. Así, ha logrado mantenerse durante todo este tiempo. A base de una alimentación sana, mucho deporte y muchos cuidados médico estéticos, la nieta de Rocío Jurado ha conseguido la parte más difícil de cualquier régimen de adelgazamiento: mantenerse.

@rotrece

A día de hoy, Rocío Flores luce un tipazo estupendo y no teme a mostrar su figura en las redes sociales. Esta semana hemos podido verla presumiendo de su silueta a través de Stories. En ellos se ha dejado ver llevando una de sus prendas favoritas: los leggins. Pantalones de efecto ‘push up’ y anticelulítico que le sientan de maravilla y con los que se ha fotografiado con el guapo muy subido. A sus 24 años se ha convertido en un ejemplo para muchas personas que, como ella, se esfuerzan para no caer en excesos con la comida y luchan por mantener la línea y evitar el sobrepeso.