Lola ha sido pillada robando galletas al equipo de ‘Supervivientes’ y como toda infracción tiene sus consecuencias en el reality.


Ya son varias las semanas en ‘Supervivientes’, por lo que los concursantes no dejan de insistir en que pasan hambre. La aventura selvática está siendo muy dura para todos, sin embargo, hay quien se ha atrevido a tomar malas decisiones. Una de ellas ha sido Lola, quien debido a las difíciles circunstancias a las que está haciendo frente ha llegado a robar comida al equipo del programa. Al percatarse de su movimiento, no lo han dudado y le han querido dar un escarmiento con el que la de León aprenda. «Una de vosotras ha metido la pata y la mano un poco larga», ha comenzado diciendo Jorge Javier Vázquez ante la atenta mirada de ella y Palito. La dirección quiere que se den cuenta de la gravedad y ha sido en ese instante cuando el presentador le ha gastado una broma pesada.

«Lola, lo siento mucho pero estás expulsada», le ha dicho Jorge Javier Vázquez sin dejar opción a la participante. Boquiabierta y sin apenas poder reaccionar a lo que estaba escuchando, Lola ha pedido perdón y se ha justificado ante la audiencia para que a todo el mundo le quede claro el motivo por el que lo hizo. Ni se ha enfadado, ni ha cargado contra el programa, actitud que poco después Jorge Javier le agradecía ante millones de espectadores. «Lo asumo, aquí la supervivencia es real, pasas hambre y te desesperas, cogí dos galletitas. Me lo merezco, lo siento«, decía Lola apenada. «Yo también estoy involucrada en esto, yo comí de esas galletas», continuaba Palito. De este modo se demostraban fidelidad y daban la cara por la otra, toda una muestra de su amistad que ha sido muy valorada en redes sociales.

Lola
Telecinco

Segundos después hacía aparición Sandra Pica, expareja de Tom Brusse y a quien previamente le habían pedido ser cómplice de esta broma pesada. Tras descubrir que ella era su supuesta sustituta, Lola asumía la decisión de ‘Supervivientes’ con mucha deportividad y advertía a la joven de lo que no debía hacer, a pesar de que durante el reality llegara al límite. «Disfrútalo y, aunque te apriete el hambre no comas galletas… No me puedo ir de una manera más horrible, son las consecuencias de portarse mal y ser rebelde y tener mucha hambre», ha dicho Lola antes de montarse en la barca rumbo vuelta a España.

La situación era tan creíble que Lola se montaba en el barco cuando Jorge le ha desvelado que no estaba expulsado, una excelente noticia para ella y Palito que han celebrado con un gran abrazo. Así le han recordado que esto no se puede volver a repetir y es que si Lola no aprende de los errores al equipo ya no le temblará la mano, sino que abandonará el concurso.