¡Viernes! Los Reyes están de prefinde en Cantabria, que es por trabajo, sí, pero oye, uno sale de su entorno habitual y las obligaciones saben diferente… En este caso tenían que cumplir varios compromisos y todos en Santander. Genial, vamos al norte.

Primero, inaugurar el Centro Botín, un nuevo espacio megaartístico patrocinado por la poderosa familia de banqueros de ilustre apellido; y luego un almuerzo de trabajo con los participantes del programa Coworking Santander, que se celebraba en el Palacio de La Magdalena. Os recuerdo que este fue el lugar de los veraneos reales de Alfonso XIII y su familia, bisabuelo del Rey Felipe, nada menos que desde 1913 a 1930. Un lugar precioso, con mucha historia.

Pero vamos al lío. ¿Cómo ha vestido Letizia? Ya lo veis. ¿Os suena? Claro, veis lo mismo que yo: blanco y rojo, o rojo y blanco. Sí, sí, exactamente como antes de ayer…

¿Y qué puede significar esta pertinaz insistencia bicromática? Se me ocurre una cosa: que sea un homenaje (nada sutil) a la entidad bancaria patrocinadora, cuyo emblema tiene estos colores.

En este caso Letizia se ha puesto varias piezas conocidas, pero bastante nuevas. La chaqueta de cuero con peplum de Carolina Herrera, que estrenó el pasado 22 de mayo (aniversario real de boda); pantalones blancos de pata ancha (los de Hugo Boss o Massimo Dutti, no acierto a distinguirlos); la cartera sobre de Uterqüe (que sacó el otro día con el otro dueto blanco-rojo) y las sandalias de ante burdeos de Lodi que le vimos en la última Feria del Libro.

Los pendientes, de nuevo con piedrecita roja (¿rubíes?), para no romper la idea. Los guarda desde hace años y les ha dado buen uso. Y como toque final, un moño bajo retorcido, que hacía un tiempo que no practicaba. Han sido muchos días de pelo suelto y largo, cada vez más laaargoooo.

El conjunto no me remata, y mira que me gusta la chaqueta. No sé si las temperaturas en Santander la hacían oportuna (en Madrid yo me de-rri-to. Contadme los de allí si nos leéis), quizás no es tan calurosa como podría dar a entender. El pantalón blanco bien, pero todo junto lo pongo en duda. Mucho blanco y mucho rojo.

Pues eso, hasta que salga el arcoiris, ¿cómo valoráis el estilismo santanderino?

Nos vamos con Letizia entre aros de luces durante su recorrido por la exposición del artista contemporáneo belga Carsten Höller. ¡Saludos y buen finde!