La ‘influencer’ ha recibido muchas críticas de personas que consideran que no ha llorado lo suficiente la muerte de su perro Indo. Laura Matamoros estalla y se dirige a estos ‘haters’ con unas rotundas palabras.


Laura Matamoros está teniendo un martes complicado. Desde que se ha levantado y ha empezado su nuevo día, la hija de Kiko Matamoros no ha para de recibir malas noticias. La primera de ellas tiene que ver con su intensa actividad en las redes sociales. El hecho de contar con más de 932.000 seguidores en Instagram no significa recibir solo mensajes positivos y de cariño. Hay un porcentaje de ‘haters’ que le escriben con críticas que algunas veces no puede pasar por alto.

Aunque trata de pasar por alto los mensajes duros, Laura Matamoros no ha podido hacer la vista gorda a los mensajes que aseguran, de manera injusta, que no ha llorado la muerte de su perrito, Indo. Ha compartido algunos de ellos y no ha dudado en dejar claro que lo que muestra a través de las redes sociales es un pequeño porcentaje de lo que es su vida.

«Llorar ni un día», asegura un seguidor sobre la supuesta reacción de Laura Matamoros ante la muerte de su perro

© Redes sociales.

Como no podía ser de otra manera, Laura Matamoros ha querido responder a estas críticas haciendo un llamamiento: «No hay peor persona que la que desea el mal ajeno, que la que se mete en la vida de los demás y en todos los charcos sin saber, pero de todo hay que opinar», empieza diciendo rotunda.

«Me doy cuenta que hay mucha gente así, tal vez tengan una vida muy aburrida para todo esto. Pero ojo, que cada día veo que hay mucha palabrería sin sentido y mucho odio. Métanse su vida por donde sea. Qué lástima de vida tienen», termina diciendo ante las críticas que le hacen sin saber todo lo que hay detrás.

Laura ha respondido rotunda a los mensajes duros que ha recibido

© Redes sociales.

Pero la cosa no se ha quedado ahí. La ‘influencer’ no se ha quedado conforme con su mensaje y ha querido ir más allá, con el único objetivo de analizar el tipo de personas que la critican y haciendo un llamamiento para que no se juzgue sin saber, algo que se ha vuelto una norma en las redes sociales. En estas plataformas, muchas personas son capaces de decir cosas horribles sobre la vida de otros al estar tras una pantalla.

«Lo que me sorprende realmente es que muchas de esas personas son gente mayor, por lo general son mujeres (más mujeres que hombres), ya con cierta edad como para estar juzgando con ese odio a otras personas. Los valores que hayan inculcado a los más pequeños dejan mucho que desear. Esto no es nada para lo que recibo. Bueno, yo y tanta gente que está en este mundo. Me parece alucinante, de verdad. La mala sangre que hay detrás de una persona con un nikname oculto», expone muy enfadada.

Así se despidió de su perro Indo

© Redes sociales.

«Llevo toda la mañana pensando en cómo contaros lo que siento ahora mismo. Estoy totalmente triste, intentando sacar mi día de la mejor manera. Para mí, Indo ha significado mucho en mi vida, empezó siendo un regalo de vida que me hacía Benji (era nuestro primer hijo, cómo yo le llamaba: BEBE INDO) y acabó convirtiéndose en un ser indispensable en nuestras vidas. Poco le faltaba para hablar, porque cuidar nos cuidaba a todos. El cariño que me ha dado no lo puedo explicar, todas esas horas acompañándome en casa, en el embarazo, cuándo nació Mati, cuando Mati ya creció y se pensaba que Indo era un hermano y jugaba con él sin parar. Un perro característico y buenísimo, que de verdad no os imagináis el vacío que te deja cuándo se va. Para mi, era mas que mi perro, para mí ha significado tantos buenos momentos que no puedo explicar, que tampoco entenderías tanto dolor y vacío que me ha dejado. Estás en el cielo de los perros ahora bebeeeeeee!!! a pasártelo muy bien y a cuidarnos desde dónde estés. Te vamos a echar muchísimo de menos», escribía totalmente rota de dolor.