La hija de Kiko Matamoros comparte muchas cosas de su vida en las redes sociales, pero no ha sido hasta ahora cuando nos ha enseñado cuánto pesa.


Laura Matamoros lleva ya unos años siendo una de las ‘influencers’ más conocidas de nuestro país. Desde que decidiera entrar en una edición de ‘Gran Hermano VIP’, la joven no ha dejado de estar en el foco de la noticia. Aunque decidió estar vinculada a la televisión tras su victoria, desde hace un tiempo Laura no es ya personaje de los platós. De hecho, está centrada en su labor como ‘influencer’.

La hija de Kiko Matamoros cuenta ya con más de 919.000 seguidores en Instagram, a los que aconseja con productos de belleza o prendas de ropa, les enseña sus looks, su día a día al lado de su pareja, Benji Aparicio, su hijo Matías o sus amigos, y ahora también… ¡su peso!

Y es que aunque lleva ya unos años al frente de su cuenta de Instagram, no ha sido hasta ahora cuando ha compartido cuánto pesa. Laura Matamoros pesa 61,3 kg y no ha tenido reparo a la hora de mostrarlo a sus seguidores, con lo que comparte muchos aspectos de su vida.

Laura Matamoros ha desvelado cuánto pesa

Pero no es el único dato que la joven ha mostrado de su cuerpo. Y es que gracias a una aplicación puede ver incluso su Índice de Masa Corporal, la tasa de grasa corporal, entre otras cosas. Nunca antes Laura había ofrecido datos de este tipo, pero como una buena ‘influencer’, no duda en compartir todo con sus seguidores.

Además, hay otros datos que en principio desconocíamos que existían, pero Laura también los ha mostrado, como la grasa visceral de su cuerpo o la subcutánea. Con estos datos la ‘influencer’ podrá controlar su peso, que sin grasa es de 53,5 kg. La grasa en su cuerpo es de 7,8 kg. Unos datos muy completos que ha mostrado ahora públicamente.

Ha facilitado otros datos sobre su salud

Desvelar este dato tan íntimo para muchos llega después de que mostrara cómo había quedado su tatuaje más odiado después de darse una sesión para eliminarlo. Ya anunció hace unos meses que quería quitarse una frase que se había tatuado en la parte superior del muslo. Sin embargo, la cuarentena hizo imposible seguir adelante con el proceso y ahora ha podido volver para mostrar cómo está quedando.

Para ello, Laura Matamoros se ha puesto en manos de una clínica estética, a la que ha vuelto ahora después del verano: «No sé si os acordáis que hace un año aproximadamente vine a la clínica para quitarme el tatuaje. Me hice una sesión y voy a por la segunda, hasta ahora no he podido por el sol», decía antes de enseñar cómo está quedando el resultado. «Se está quitando súper bien la tinta. Como veis este es el tatuaje que me estoy quitando. Así está, es una pasada…», dice feliz.