Aunque el fin de semana de Risto Mejide y Laura Escanes apuntaba como idílico, finalmente ninguna de sus expectativas se ha cumplido. Ambos tenían previsto celebrar el cuarto mes de su hija Roma por todo lo alto, pero un contratiempo de salud ha truncado todos sus planes. Todo sucedió a última hora de este domingo cuando el presentador de televisión se hizo daño en un pie tras un partido de pádel, hecho que le dejó «fuera de juego». Hasta tal punto que terminó en el hospital en una silla de ruedas a la espera de pruebas. Han sido los propios protagonistas de la historia los que han revelado en sus redes sociales todos los detalles de esta situación, haciendo gala una vez más del humor que les caracteriza.

Laura Escanes confiesa que no da el pecho a su hija (a sabiendas de que será juzgada)

View this post on Instagram

Viva el deporte. Viva el pádel.

A post shared by Risto Mejide (@ristomejide) on

De hecho, fue la influencer quien compartió en su perfil de Instagram una fotografía de su marido en una silla de ruedas con la que trató de bromear: «Ya tengo marido en silla de ruedas. Eso te pasa por estar con un viejo Laura, que no sabes«. Unas palabras a las que respondió Risto con un «yo también te quiero» después de publicar un post en el que se podía ver su pie hinchado y escayolado junto a un texto con el que dejaba claro qué había sucedido. «Viva el deporte, viva el pádel», escribió.

El antes y el después de Laura Escanes tras su embarazo

Laura Escanes Risto Mejide

Consciente de la preocupación que su aparatoso accidente cosechó entre sus seguidores, ambos relataron cómo se iba encontrando el publicista. «Estamos en casita y mañana tenemos que ir de médicos para descartar que no sea nada más grave. Reposo Está un poco bajo de ánimo. Al final es una putada. A ver qué nos dicen esta semana y cómo va evolucionando todo, esperemos que no sea nada grave. Muchas gracias por los mensajes», dijo Laura en sus stories.