Laura Escanes ha aclarado en sus redes sociales en qué punto está su relación sentimental con Risto Mejide tras muchos rumores de distanciamiento.


Laura Escanes desde hace algún tiempo no es la misma. Al menos eso opina su más de millón y medio de seguidores al no estar tan activa en sus redes sociales. La influencer no muestra tantas imágenes en su perfil, no postea junto a Risto Mejide y, además, confiesa en sus stories que no está pasando por su mejor momento. Tres movimientos que ella ha querido explicar esta semana, quizás hastiada ya de los rumores. La prescriptora de moda ha aclarado que lejos de querer maquillar o esconder su tristeza, lo justo es ser sincera con aquellos que día a día permanecen pendiente de ella. Por ello, después de dejar claro que hay que permitirse estar triste y que está tomando cierta distancia de su Instagram, ha revelado en qué punto está con su marido. Y es que muchas son las voces que les separan al no mostrarse tan amorosos como antes solían hacerlo.

Instagram

«Chicos, contesto una vez y ya. Ayer lo dije en el directo, pero lo recuerdo por aquí: por no subir fotos con alguien no significa que haya pasado algo. Ni con amigos, ni con parejas…Hace unos meses que subo más bien pocas fotos como post y estoy más presente en stories. No ha pasado nada. Estamos bien. No hay divorcio, podéis estar tranquilos. He leído cada cosa», ha dicho Laura Escanes. La joven de 24 años sin entrar en más detalles, ha comentado que tras tres años casados su relación marcha bien y no hay ninguna crisis entre ellos, a pesar de lo que algunos piensen. A ella, por su parte, le ha afectado la nueva normalidad y eso ha perjudicado su ánimo, pero nada que ver con una posible ruptura ni nada que se le parezca.

Hace tan solo unos meses dejaron atrás su vida en Barcelona y se mudaron a una nueva casa en Madrid. Si bien eso implicaba dejar a familia y amigos en la ciudad condal, para la pareja era mucho más fácil estar en la capital para sus respectivos trabajos. De este modo, no tendrán que viajar continuamente, más aún si se tiene en cuenta la crisis sanitaria que actualmente azota nuestro país. Un giro de 180 grados que habría llevado a la influencer a reflexionar acerca del momento que vive: «Últimamente no subo tantas fotos ni estoy tan pendiente por aquí. Estoy dando prioridad a escucharme más y me va bien mentalmente».

© Redes sociales.

Aunque su intención no es la de alertar a su familia virtual, sí que ha insistido en que su mente da vueltas a muchas cosas y que hay que permitirse estar triste. «No creo que sea incompatible ser feliz con pasar momentos más difíciles o tener días malos y estar triste. Nos tenemos que permitir estar tristes. La situación no ayuda, hay algo de libertad que nos han quitado», ha comentado a través de varias stories. El confinamiento ha limitado la vida de los ciudadanos por un bien común, el de vencer a la crisis sanitaria, y Laura Escanes es consciente de ello, sin embargo, esos frenos y cambios de planes no han ayudado a templar su ánimo.

Así, Laura Escanes ha sido sincera con sus followers, transmitiéndoles que todo lo que se ve a través del universo 2.0 no siempre es perfecto. Detrás de las imágenes hay fisuras, filtros e historias que demostrarían que en todo momento no pueden servir como espejo en el que mirarse.